Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BAT cree que el empaquetado genérico de tabaco perjudicaría a la economía y al empleo en España

La tabaquera opina que esta medida daría alas al contrabando de tabaco y a las organizaciones criminales
British American Tobacco (BAT) considera que la implantación del empaquetado genérico de cigarrillos perjudicaría a la economía y al empleo en España si se adoptase en la UE, según asegura en un comunicado.
El director de asuntos corporativos de BAT Iberia, Juan José Marco, explica que si se adoptara en Europa la misma medida que se ha llevado a cabo en Australia, se dejaría al precio como único elemento diferenciador entre las compañías tabaqueras, "lo que supondría a largo plazo y de manera irremediable un enorme descenso de los ingresos por recaudación del Estado".
En este sentido, Marco señala que solo en España la industria del tabaco genera una recaudación de unos 10.000 millones de euros y da trabajo en torno a 56.000 personas.
Por otro lado, el director de asuntos corporativos de la marca considera que el empaquetado genérico "daría alas" al tráfico ilegal de tabaco, "actividad que perjudica tanto a los consumidores como a las arcas públicas". BAT resalta que en España "las consecuencias serían nefastas, pues la cifra de contrabando es ya dramática de por sí".
"Más del 10% del tabaco que se consume en estos momentos en nuestro país procede del comercio ilícito", asegura Marco, quien cree que con cajetillas idénticas a las australianas "se pondría en bandeja a las organizaciones criminales el incremento de sus beneficios".
Además, la firma tabaquera británica ha destacado que el debate del empaquetado genérico encontraría en la UE un marco legal "completamente diferente, pues entre los aspectos que deberían ser considerados están mantener la armonización del mercado, la obligación de respetar los derechos fundamentales de propiedad y manifestación comercial, así como la obligación de garantizar la libre circulación de mercancías y productos dentro de los límites de la región".
BAT apoya "plenamente" cualquier regulación basada en hechos, "pero a día de hoy no hay ninguna evidencia de este procedimiento sea efectivo a la hora de reducir el consumo de tabaco entre los jóvenes".
Por último, la compañía subraya que seguirá adoptando todas las medidas "necesarias" para proteger sus marcas y su derecho a competir en los mercados mundiales "como una empresa legítima, vendiendo un producto legal que se basa en el uso legal de sus derechos de propiedad intelectual".