Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boris Becker prepara su boda con Lilly sin pensar en la crisis

Becker con su novia Llilly la holandesa Lilly Kerssenberg, en el programa de TV "Wetten Dass" donde anunció su boda, el 28 de febrero de 2009.telecinco.es
El ex tenista alemán Boris Becker prepara una boda por todo lo alto con su novia, Lilly Kerssenberg. Al enlace, que tendrá lugar en un castillo suizo, están invitados una larga lista de famosos, desde Franz Beckenbauer al príncipe Alberto de Mónaco.
Becker, de 41 años, y Lilly, de 32, celebrarán su festejo el viernes en un balneario de lujo de Saint Moritz, la elitista estación de esquí suiza. El diseño del vestido de la novia, diseñado por Carolina Herrera, no se conoce, pero la pareja sí ha dado a conocer a la cadena de televisión privada RTL que las invitadas deben ir de rojo y los hombres de esmoquin.
Entre los dos centenares invitados se encuentran, además, los hermanos Vitali y Vladimir Klitschko, tan populares en Alemania por sus dotes boxísticas como por campañas publicitarias de todo tipo de productos, así como la nadadora Franziska van Almsick.
La ceremonia religiosa se celebrará en una capilla montañesa, tras lo cual seguirá un banquete de cuatro platos y la correspondiente tarta nupcial de varios pisos de altura.
Los testigos de boda del tres veces campeón de Wimbledon serán los dos hijos nacidos de su anterior matrimonio con Barbara, Noah Gabriel, de 15 años, y Elias Balthasar, de 9.
La pareja se divorció hace ocho años a raíz del episodio amoroso fugaz de Boris en un cuarto trastero de un hotel con la modelo rusa Angela Ermakova, con quien tuvo su hija Anna, de nueve años.
Tras divorciarse de Barbara, el ex niño de oro del tenis alemán ha tenido o se le han adjudicado múltiples novias, la última de las cuales, antes de Lilly, la hija de un antiguo asesor suyo, Sandy Meyer-Wölden, quince años más joven que él.
Lilly, que a su vez se casa en segundas nupcias, es una especie de novia de ida y vuelta para Boris, puesto que la pareja ha roto repetidamente y reiniciado su relación en diferentes etapas de sus respectivas vidas.