Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Del Bosque esconde sus planes para la final

Potchefstroom ha sido el cuartel general de La Roja desde que el pasado 11 de junio llegaron a Sudáfrica. En los campos del complejo de la universidad del Northwest, los internacionales han preparado cada uno de los seis partidos que les han llevado a la final del Mundial.
Este viernes, los jugadores se despiden de la que ha sido su casa en el último mes. Por la tarde realizarán la última sesión de entrenamiento en los campos de Potch y Del Bosque no quiere dar ninguna pista sobre sus planes para vence a los Oranje, por lo que la sesión será a puerta cerrada.
Ayer fue el turno de los aficionados para despedir a La Roja, ya que fue el último entreno que pudieron ver los seguidores de la selección en Potch. Del Bosque dirigió una sesión suave para los jugadores que fueron suplentes y los que salieron de titulares ante Alemania se quedaron en el gimnasio.
Fábregas y Albiol, recuperados
La buena noticia del entrenamiento fue la recuperación de Cesc Fàbregas y de Raúl Albiol. Ambos se encuentran restablecidos de sus respectivas lesiones y estarán a disposición de Vicente del Bosque para la gran final de este domingo ante Holanda, que ofrecerá en directo Telecinco y telecinco.es.
El sábado la selección viaja a Johannesburgo para asistir a su cita con la historia y con su primera final en un Campeonato del Mundo. BQM