Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Brasil-Italia, la atracción del grupo B

Kaká, Pirlo, Bradley y Zidan. FOTOS: Archivo.telecinco.es
El grupo B de la Copa Confederaciones se reduce prácticamente a las selecciones de Brasil y de Italia. Aunque actualmente no pasan por su mejor momento de juego, ambas son las máximas favoritas para lograr el billete a las semifinales. A pesar de todo, ni Estados Unidos ni Egipto descartan dar la sorpresa.
La 'canarinha' llega a Sudáfrica con la intención de recuperar el 'jogo bonito' de cara al Mundial de 2010. Para ello, Dunga le dará la batuta del equipo a Kaká y Robinho, que estarán rodeados de un grupo lleno de talento, con jóvenes estrellas como Pato o Felipe Melo. Debutarán el 15 de junio ante Egipto y el 18 se enfrentarán a Estados Unidos, pero sin duda, el gran duelo de este grupo será el día 21, a las 20:30, en Pretoria: Brasil-Italia. Nueve Copas del Mundo entre las dos (cinco para los sudamericanos, cuatro para los transalpinos) y un partido que ya es un clásico en el fútbol internacional.
Los 'azurri' son los principales favoritos del grupo, por encima incluso de Brasil. Llegan a Sudáfrica como vigentes campeones del mundo y Lippi apuesta por el mismo bloque que conquistó Alemania en 2006. Buffon, Pirlo y Luca Toni son las estrellas indiscutibles del combinado 'azurri', pero habrá que prestar atención a hombres como Daniele de Rossi o Fabio Quagliarella, delantero del Udinese que ha sido una de las revelaciones de la Serie A esta temporada. Debutan el 15 de junio ante EEUU y el 18 se enfrentarán a Egipto.
Estados Unidos se ganó su presencia en Sudáfrica 2009 al proclamarse campeón de la CONCACAF en 2007. La selección norteamericana crece lentamente, al ritmo que lo hace la MLS, y en las grandes citas internacionales suele estrellarse. Por eso, para esta Copa Confederaciones no figura entre las principales favoritas, aunque tiene a buenos jugadores en sus filas. A pesar de que el más mediático es Landon Donovan, el mejor jugador del equipo es Michael Bradley (Borussia Monchengladbach). También destaca su portero, Tim Howard, titular indiscutible en el Everton, su pareja de centrales, Onyewu y Bocanegra (Standard de Lieja y Rennes respectivamente), DaMarcus Beasley (Glasgow Rangers) o Jozy Altidore (cedido al Xerez por el Villarreal). Debuta el 15 de junio ante Italia y el 18 se enfrentará a Brasil.
Egipto llega a la cita en mejor posición que Estados Unidos. Se proclamaron campeón de la Copa de África en 2008 con un fútbol imponente y quieren que la racha continúe en Sudáfrica. Tienen un bloque muy compenetrado, formado por estrellas nacionales y jugadores que cada vez destacan más en Europa. El objetivo es dar por fin el salto de calidad para que se les comience a tener en cuenta en las grandes citas. La estrella indiscutible del equipo es Mohamed Zidan, referente del fútbol egipcio en Europa. Juega en el Borussia Dortmund alemán y fue clave para la conquista de la Copa de Africa. Los faraones debutarán el 15 de junio ante la 'canarinha'.
JNP