Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un equipo del CSIC descubre que los astrocitos son clave en el desarrollo del Alzheimer

Un equipo liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que los astrocitos, las células mas abundantes del cerebro, cumplen un papel clave en el desarrollo del Alzheimer, ya que en ellos transcurre una fase esencial del proceso inflamatorio.

Hasta ahora se conocía que la inflamación del cerebro asociada a la enfermedad se desencadena por la acción de las células microgliales, encargadas de la defensa del sistema nervioso central.
Sin embargo, y según ha reconocido el investigador del Instituto Cajal y director del estudio, Ignacio Torres Alemán, en un artículo publicado en la revista 'Molecular Psychiatry', en este nuevo trabajo han determinado que "si no hay inflamación en los astrocitos, la enfermedad no se desarrolla".
Mediante técnicas de ingeniería genética, los científicos han imitado la enfermedad en ratones y han observado como se produce la inflamación, un proceso relacionado con la producción de un tipo de proteínas citotóxicas, denominadas citoquinas, que acaba siendo perjudicial para el cerebro a lo largo del tiempo.
Desde que se identificaron, los astrocitos se han considerado sostenes de la neurona. "Actualmente se cree que su papel es mucho mas activo y que inciden directamente en la función cerebral. Además, su influencia en las enfermedades neurodegenerativas esta tomando relevancia. Nuestras observaciones apoyan este papel central", señala.
El trabajo abre la vía para diseñar tratamientos que consigan atacar la enfermedad, ya que los investigadores han corroborado la presencia de estos mismos procesos en cerebros humanos.
Según este experto, "los antiinflamatorios se han probado en enfermos sin efectos positivos. La razón no esta clara, pero ahora sabemos que los fármacos deben luchar selectivamente contra la inflamación de estas células".