Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ESPLÁ CUAJA SU FAENA MÁS REDONDA EN MADRID EN LA TARDE DE SU DESPEDIDA

ESPLÁ CUAJA SU FAENA MÁS REDONDA EN MADRID EN LA TARDE DE SU DESPEDIDAtelecinco.es
Madrid (España) El matador de toros Luis Francisco Esplá ha abierto la Puerta Grande de Las Ventas en la grandiosa tarde de su despedida de Madrid tras haber cortado dos orejas después de formar un verdadero lío a un bravísimo toro de Victoriano del Río premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre en la que puede catalogarse como la faena más redonda que ha cuajado el alicantino en su vida en Madrid. El diestro ha puesto del revés al coso venteño, que ha enloquecido y se le ha entregado en una faena de enorme reposo, regusto y desmayo poco frecuente en este torero. También mostró gran determinación Sebastián Castella frente a un lote nada fácil, mientras que Morante de la Puebla fue incomprendido por el público madrileño después de pechar con un lote igualmente complicado.
Luis Francisco Esplá, que primero lo intentó en tablas con un manso aprovechando su querencia sacándole muletazos de uno en uno en una labor en la que molestó el viento, formó el alboroto en el sexto, cuya faena y muerte brindó al público de Madrid por ser su último toro en Las Ventas. Toreó con ambas manos con relajo, temple y mucha torería a un gran toro de Victoriano del Río que embistió con profundidad y gran entrega en su muleta. Finalizó su labor con adornos y sus recortes clásicos antes de dejar una estocada en todo lo alto siendo premiado con las dos orejas y causando el alborozo de la plaza entera.
Sebastián Castella ha estado muy valiente ante sus dos toros: primero con el peligroso y geniudo tercero, ante el que se plantó con arrestos en el centro del ruedo desafiando al viento reinante y después con el fiero sexto, al que se encaró con determinación y mérito en una faena de gran valor y aplomo ante un animal que no fue fácil. Morante de la Puebla fue incomprendido por el público, que le despidió entre pitos después de no tener apenas opción con el quinto, un toro complicado que pegaba gañafones y hachazos y antes con el segundo, que dejaron crudo en el caballo después de haber cambiado el tercio del Presidente y que llegó muy entero a la muleta embistiendo con peligrosidad en medio del viento imperante. Morante optó con buen criterio por abreviar, con este complicado ejemplar, lo que no fue entendido por el público, que le abroncó.
Plaza de toros de Las Ventas. Cuarto festejo de la Feria del Aniversario. No Hay Billetes. Toros de Victoriano del Río, de complicado comportamiento y con genio algunos a excepción del bravísimo cuarto, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Luis Francisco Esplá, silencio y dos orejas tras aviso; Morante de la Puebla, bronca y pitos y Sebastián Castella, silencio tras aviso en su lote.