Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Café de élite

14 hombres y una mujer, se citaban en el Club de Regatas de Cartagena... el reto, preparar dos Expressos, dos Cappuccinos Arte, dos bebidas de especialidad sin alcohol y dos con alcohol, todo en quince minutos como máximo. Parece una tarea accesible para un camarero, pero si analizamos los requisitos de los jueces, veremos que no lo es. Todo cuenta en este certamen: desde la limpieza y la profesionalidad del camarero, hasta su indumentaria, su presencia o las explicaciones que de al jurado sobre sus bebidas. Respecto al café se valora el cuerpo, el aroma, el color, el gusto y hasta la densidad de la crema. Los baristas son capaces de dibujar en la espuma distintas formas, como un corazón, una hoja, una espiral... hasta las burbujitas de la crema serán sometidas a examen: no debe ser ni muy oscura (denota que se ha usado torrefacto), ni concentrada en los bordes (indica que la extracción se ha realizado demasiado rápida), ni con las burbujas demasiado grandes (presión insuficiente)... en definitiva, la buena crema es la espesa, uniforme y de color avellana con pequeñas motas oscuras... es la que cubre, el expresso perfecto.

Quienes valoran hasta el último detalle son los jueces, que introducen su nariz en la bebida antes de probarla y al igual que en las catas de vino escupen el café tras degustarlo. Esto les permite saborear con la boca limpia las combinaciones del siguiente concursante y también, claro, evitan que su cuerpo sufra las consecuencias de una "sobredosis" de cafeína tras llevarse a los labios 60 cafés en unas horas...

El proceso de preparación de un buen café es fundamental: los equipos deben estar limpios, el agua no tiene que hervir, la temperatura ideal para la extracción son 90 grados, y la medida idónea de café debe estar entre 6 y 7 gramos por taza. Son detalles que los concursantes cuidaron al máximo, especialmente el camarero Jesús Muñoz, de 34 años, que ganó el certamen y pasará a la final nacional.

Si quieren preparar un buen café, les dejo con unos consejos del experto Francisco Bernal:

CONSEJOS PRÁCTICOS DE CÓMO PREPARAR UNA BUENA TAZA DE CAFÉ:
1. ESCOJA UN CAFÉ DE CALIDAD QUE SE ADAPTE A SU GUSTO, EN GRANO Y RECIÉN TOSTADO.

2. USE AGUA INSÍPIDA, SI EL AGUA DEL GRIFO SALE MAL, USE AGUA MINERAL.

3. CÓMPRELO EN PEQUEÑAS CANTIDADES Y NO LO GUARDE MÁS DE UNA SEMANA.

4. CONSERVE LOS GRANOS EN UN RECIPIENTE HERMÉTICO, DE VIDRIO O PORCELANA, Y COLÓQUELO EN EL REFRIGERADOR.

5. ASEGÚRESE DEL BUEN ESTADO DE LA CAFETERA Y DEMÁS UTENSILIOS A UTILIZAR.

6. MOLER EL GRANO JUSTO ANTES DE LA PREPARACIÓN DEL CAFÉ, ADAPTÁNDOSE AL GRADO DE MOLIDO QUE CONVENGA SEGÚN LA CAFETERA EMPLEADA.

7. CALIENTE EL AGUA Y RETÍRELA DEL FUEGO ANTES DE QUE HIERVA. EL AGUA HERVIDA CAMBIA TOTALMENTE EL GUSTO DEL CAFÉ.

8. CUENTE UNA CUCHARADA SOPERA DE CAFÉ POR TAZA, MÁS O MENOS LLENA, SEGÚN EL GUSTO DE CADA UNO.

9. PARA QUE LA CREMA DEL CAFÉ EXPRESO SE MANTENGA, DEBEMOS CALENTAR LA TAZA Y QUE ÉSTA SEA DE CERÁMICA Y CON FORMA CÓNICA CON LA BASE MÁS ESTRECHA QUE LA BOCA.

10. SERVIR EL CAFÉ INMEDIATAMENTE RECIÉN HECHO, NO SÓLO SABE MEJOR, SINO QUE EN 10 MINUTOS TODOS LOS ANTIOXIDANTES HAN DESAPARECIDO.