Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Calle Cloverfield 10, el último fenómeno viral de J.J. Abrams

¿Qué hay fuera del búnker? ¿Ha acabado con todo y con todos? ¿Tendrá alguna relación con Monstruoso? ¿O será todo una falacia de un loco? Preguntas, preguntas y más preguntas. Eso es lo que ha convertido a Calle Cloverfield 10, la nueva producción de J.J. Abrams, en el último fenómeno cinematográfico viral. Una misteriosa cinta que llegará a los cines el próximo 18 de marzo y que engrosa la lista de enigmáticas producciones del creador de Perdidos, Fringe, Monstruoso o Super 8.
Y es que no hay duda de que al hablar de Jeffrey Jacob Abrams estamos hablando, no solo de un cineasta con una capacidad visual y narrativa fuera de toda duda, sino además del hombre que posiblemente mejor vende sus productos en el Hollywood actual. El hombre que mejor sabe tocar los resortes del público para conseguir que el respetable "se coma la cabeza" y que, junto a las mentes de su sello Bad Robot, ha hecho del marketing viral todo un arte.
El marketing viral es esa maravillosa invención que durante las últimas décadas ha alcanzado niveles nunca vistos de repercusión gracias a internet. La World Wide Web ha hecho posible generar expectación de una manera que antes sólo se soñaba. Una herramienta muy poderosa en manos de un genio como Abrams.
LAS DOS MÁXIMAS DE ABRAMS
Y tal y como vimos en títulos como la serie de televisión Perdidos, Super 8 o la propia Monstruoso (Cloverfield), Abrams consigue despertar una expectación sin precedentes aplicando dos máximas: nada es comparable al poder de la imaginación y nada es más fascinante y aterrador que lo desconocido.
Esa precisamente es su gran arma, insinuar sin mostrar, despertar la duda (una o un millón) razonable para que el espectador se vea casi sin darse cuenta forzado a querer saber más para poder sacar sus propias conclusiones y desentrañar el misterio. En el caso de Calle Cloverfield 10 es aquello que ronda fuera del búnker, pero antes fueron otros enigmas y misterios los que tuvieron al público en vilo.
PERDIDOS, LA SERIE QUE LO CAMBIÓ TODO
En gran parte, la estrategia utilizada por Abrams y su equipo en películas como Monstruoso, Super 8 e incluso Star Trek fue perfeccionando sus fórmulas durante años en la televisión. Unos mecanismos para enganchar al público que el productor y director había pulido en series como Alias y Fringe y que cuentan con un gran antecedente: Perdidos, la serie que cambió la historia de consumir y de entender la televisión.
Para sus millones de seguidores buscar información y teorizar en foros y redes sociales sobre la Iniciativa DHARMA, la isla, la Fundación Hanso, el humo negro o los números 4, 8, 15, 16, 23 y 42 era tan importante como lo que se veía en cada uno de los capítulos.
En la gran pantalla, el hermetismo con el que ha gestionado sus dos últimas grandes producciones como director, las gloriosas resurrecciones de dos sagas legendarias como Star Trek y Star Wars, son prueba de cómo las producciones de Abrams dosifican la información de forma magistral jugando con el público como hizo con los personajes de Benedict Cumberbacht y Mark Hamill.
CALLE ClOVERFIELD 10, SU NUEVA "CRIATURA"
Pero el ejemplo más palpable lo tenemos en la propia Monstruoso (Cloverfield), el pariente de Calle Cloverfield 10 que también produjo Abrams y cuya promoción sigue siendo una de las campañas de marketing viral más efectivas y efectistas de la historia del cine. Todavía no sabemos qué grado de parentesco existe entre las dos películas -precuela, secuela, spin-off, nada de eso... o todo a la vez- pero lo que sí está claro es que teniendo en cuenta el historial de la marca J.J. Abrams es imposible creer a día de hoy que sus títulos son mera coincidencia.
De momento lo único que sabemos sobre la inquietante película es que Howard, el personaje al que da vida el mítico John Goodman, tiene encerrados en un refugio antiaéreo convertido en un auténtico búnker a Emmet (John Gallagher Jr.) y a la recién llegada Michelle (Mary Elizabeth Winstead). Les tiene allí para mantenerles con vida y, asegura, protegerles de eso que ha terminado con todos en la superficie.
Para ver si la historia de Howard es cierta o él es el verdadero monstruo que les tiene prisioneros y, sobre todo, para comprobar cuál es el nexo de unión entre esta película dirigida por Dan Trachtenberg y Monstruoso, la cinta dirigida por Matt Reeves, habrá que esperar hasta el 18 de marzo, cuando Calle Cloverfield 10 llegue a los cines españoles.