Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cardiólogos del Hospital Clínico desarrollan una técnica para predecir eventos mayores tras sufrir un infarto

El Grupo de Investigación de Cardiopatía Isquémica del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Clínico INCLIVA y su servicio de Cardiología han desarrollado una técnica para predecir eventos mayores tras sufrir un infarto mediante resonancia magnética cardiaca, según ha informado la Generalitat en un comunicado.
La investigación se basa en la capacidad de predicción de eventos clínicos mayores, muerte cardiovascular e infarto de miocardio no fatal, durante un seguimiento a largo plazo en pacientes que han sufrido un infarto de miocardio con elevación del segmento ST (IAMEST).
El infarto de miocardio con elevación del segmento ST (IAMEST) es uno de los más graves ya que representa una lesión del tejido miocárdico y requiere de un manejo agresivo, cuyas consecuencias según la zona de la coronaria obstruida pueden llevar a la muerte.
La investigación ha realizado un estudio prospectivo de 546 pacientes con IAMEST ingresados entre 2004 a 2012, en un único hospital terciario, a los que se les realizó una resonancia magnética cardiaca previa al alta.
Al respecto, la investigadora principal del estudio, Clara Bonanad, ha explicado que en la resonancia se evaluaron parámetros de resonancia como son la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI), el tamaño del infarto, la presencia de edema, hemorragia y obstrucción miocrovascular, así como el miocardio salvado.
Bonanad ha destacado que la fracción de eyección o FEVI es el porcentaje de sangre expulsada de un ventrículo con cada latido durante un latido cardíaco. Como sabemos, el corazón se contrae y después se relaja y al contraerse expulsa o eyecta la sangre de los ventrículos, las cavidades inferiores. Cuando el corazón se relaja, los ventrículos se llenan de sangre, pero nunca eyecta toda la sangre de los ventrículos. Esa cantidad es un indicador clave de la fuerza que tiene un corazón.
Clara Bonanad avanza que según los resultados de la investigación, "los pacientes con eventos mayores, tuvieron la función sistólica cardiaca deprimida y un mayor tamaño del infarto, mayor extensión de edema, hemorragia y obstrucción microvascular, y menor porcentaje de miocardio salvado. En concreta, una FEVI menor de 40% y un tamaño del infarto mayor del 30% de la masa del ventrículo izquierdo duplican el riesgo de sufrir eventos adversos mayores. En estos pacientes, durante un seguimiento medio de 840 días, se registraron 57 eventos mayores: 23 muertes cardiovasculares y 34 infartos de miocardio no fatales.
Explica que, además, las tasas de eventos mayores aumentan cuando la fracción de eyección y el tamaño de infarto de los pacientes superan el 40 y el 30 por ciento respectivamente.
Tal y como explica Bonanad, con el presente estudio concluimos que la resonancia magnética cardiaca es una buena técnica para predecir eventos mayores durante el seguimiento y que un análisis combinado de dos parámetros de la Resonancia magnética cardiaca (FEVI y tamaño de infarto) permiten una estratificación de riesgo robusta para predecir eventos cardiacos adversos mayores durante un seguimiento a largo plazo en pacientes que han sufrido un infarto de miocardio con elevación del segmento ST (IAMEST).
Según la doctora Bonanad, "las actuales técnicas de imagen nos están permitiendo no solo conocer el estado interno del corazón de nuestros pacientes, sino predecir su evolución y, por lo tanto adoptar medidas preventivas".