Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Christian Carion narra el éxodo en 'Mayo. 1940': "Quien se va de su casa andando nunca es bien recibido"

Christian Carion aborda el éxodo en el filme 'Mayo. 1940', una narración sobre los millones de franceses que dejaron su pueblo y recorrieron las carreteras del país para huir de la invasión alemana, y que el cineasta dedica a su madre, testigo de aquella situación.
"Quien se va de su casa andando nunca es bien recibido", ha señalado el cineasta durante una entrevista concedida a Europa Press acerca de esta película, cuyo argumento siempre está de actualidad porque "nunca se detiene".
En esta ocasión, Carion ha tomado como inspiración la huida de su propia madre, quien "entiende" a la perfección la situación por la que están pasando miles de ciudadanos sirios: "Abandonar todo, dejar tu país, tu tierra, marcharse y que nunca te reciban con alegría en ningún sitio, porque no eres bienvenido".
Este filme cuenta la historia de los habitantes de un pequeño pueblo del norte de Francia que toman la carretera, huyendo de los alemanes, y llevan al éxodo a un niño alemán cuyo padre, un opositor al régimen nazi, ha sido encarcelado en la ciudad de Arras por haber mentido acerca de su nacionalidad.
La madre de Carion tenía 14 años en 1940 momento y lleva años relatando su éxodo, así que esta historia siempre ha estado en un rincón de su cabeza. Ahora, su estreno supone un regalo para su 90 cumpleaños que ella ha aprobado para que la historia de miles de franceses llegue al cine.
Aunque no hay en la cinta un papel concreto sobre su vida, "ella está en todas partes y da vida a la maestra", ha indicado Carion, quien completa con esta película su filmografía sobre el siglo XX: 'Joyeux Noël' (2005) abordó la Primera Guerra Mundial y 'Farewell' (2009), sobre la Guerra Fría.
"NOS ENCAMINAMOS HACIA UNA GUERRA"
Carion ve el éxodo como una constante en el mundo y no es muy optimista sobre el presente de su país natal, Francia, donde, a pesar de la puesta a disposición de edificios para recibir migrantes, no demasiada gente quiere quedarse, según ha indicado.
En este sentido, y preguntado por las movilizaciones de los jóvenes franceses para mostrar su indignación ante la situación actual, Carion lamenta que "la gente está tan desilusionada con el sistema políticos que hay un especie de rebelión popular".
"En Francia se llama 'dormir de pie', significa aburrirse y también quedarse dormido, una doble connotación que no es enérgica, lo que ya implica un cierto pesimismo", ha explicado. "Francia ya no va bien, no tiene sueños ni esperanza, no hay nada que sea un impulso, la gente solo tiene pequeños sueños personales, muy individualistas, pero pocas cosas que reúnan a la gente", recalca.
Carion está convencido de que el mundo se encamina "hacia una guerra". "No quiero creerlo pero parece ser que sí. Veo que Polonia, Hungría y Lituania vuelven a armarse, tienen miedo a los rusos, hay un aroma de los años 30", ha señalado el cineasta, quien advierte del "nacionalismo" y "el racismo", que se traduce en "egoísmos puros y duros".
No obstante, Carion defiende que es una persona "optimista": "No hay que dejarse vencer por lo que ocurre, tenemos el destino que merecemos, que nos labramos, todos podemos hacer y decir algo, no hay que rendirse".
En este sentido, destaca que es "un humanista profundo" a quien nada le alegra más que ver momentos de alegría y convivencia, como la escena de 'Mayo. 1940' en la que sienta en la misma mesa a un francés, un alemán y un escocés bebiendo Pétrus, una Europa con la que sueña. "Me gustan esos momentos más allá de los diferentes idiomas en los que la gente consigue hacer cosas juntos", concluye.