Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cientos de miles de personas toman calles de España para festejar la victoria

Miles de aficionados de la selección española se concentran en la plaza de Cibeles tras conseguir el título de la Eurocopa '08. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
En Madrid, alrededor de 65.000 personas, según datos de la policía municipal, atestaron la céntrica Plaza de Colón y sus alrededores para presenciar desde las pantallas gigantes instaladas en el lugar el triunfo de la selección española en Viena.
A la conclusión del partido hubo una explosión de júbilo y, a partir de ese momento, el Paseo de la Castellana, cortado al tráfico rodado, fue invadido por los aficionados, algunos de ellos con intención de bañarse en la cercana fuente de La Cibeles.
La celebración en la capital dejó un balance de 26 personas hospitalizadas, una en estado grave y las otras 25 con heridas leves.
Las Ramblas de Barcelona y su fuente de Canaletas, puntos habituales de concentración de los aficionados azulgrana, se llenaron de banderas españolas para celebrar la victoria del equipo de Luis Aragonés. Nada más terminar el encuentro, miles de personas se desplazaron hasta el centro de la ciudad coreando "¡España, España!".
En Andalucía, las pantallas gigantes instaladas en lugares públicos de varias ciudades, además de bares y peñas, fueron importantes puntos de concentración de los aficionados, que durante el partido dejaron desiertas las calles y que fueron saliendo poco a poco a celebrar la victoria agitando enseñas nacionales y haciendo sonar las bocinas de sus coches.
En la Comunidad Valenciana miles de aficionados se echaron a las calles para festejar el triunfo español con un constante sonar de los claxon de los vehículos y de tracas para expresar su euforia.
También en Bilbao, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria o en Santander, Murcia y Toledo los aficionados salieron a las calles para festejar, entre cánticos y bocinas de coches la segunda victoria española en la Eurocopa. EPF