Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cindy Kimberly se viste de novia para Rosa Clará

A Cindy Kimberly no le ha podido salir mejor la jugada de ser el amor platónico de Justin Bieber. Tras su primer photocall en la MFSHOW el pasado febrero, estaba claro que a Cindy Kimberly le esperaba un gran futuro en el mundo de la moda, o al menos, protagonizar alguna campaña y editorial de moda para alguna publicación, pero todo eso le supo a poco porque le ha dado el sí quiero a Rosa Clara y ya es su embajadora 2017.
La edición española de Haper Bazaar fue la primera en conseguir arrancarle las primeras palabras a la chica que le robó el corazón a Justin Bieber por una foto en Instagram y después fichó como imagen de la británica Very.
"Fue muy inesperado y al principio no supe cómo gestionarlo. Ha cambiado mi vida, pero sigo siendo la misma persona, me siguen gustando las mismas cosas", ha dicho la modelo. "Recibir tanta atención de repente no siempre es bueno. Gente que no te conoce te juzga, pero lo que me importa y aprecio es que la gente sea positiva y agradable conmigo"., añadió.
Desde que fichó por la agencia Uno Models, la misma a la que también pertenecen Alba Galocha y Rocío Crusset, su carrera ha despegado. La vimos en el front row de la Barcelona Bridal week de Rosa Clará y ahora es ya su embajadora oficial para la colección de 2017.
Sobre los vestidos, la modelo española ha comentado: "Son preciosos, sexys, cómodos y elegantes" y sobre el traje que le gustaría llevar el día de su boda: "Todavía no sé cómo será mi boda pero tengo claro que mi vestido será ajustado, con pedrería y blanco".
La nueva colección Rosa Clará 2017 es una propuesta creativa y rica en opciones que evoca la sensibilidad de la mujer contemporánea; sibarita, inquieta y que busca en la moda un cómplice para resaltar su personalidad. Una silueta fluida que acompaña las líneas del cuerpo y otra más volumétrica de espíritu arquitectónico definen una colección esencialista y lejos de estridencias, con una paleta que apuesta firme por el blanco en todos sus matices y los tejidos Premium. Los lazos tulipán y pétalos de organza aplicados a las prendas traen, con el espíritu esteticista de la firma, la belleza de la naturaleza a las piezas. Los bordados y decoración en espaldas evolucionan en sofisticados motivos joya elaborados en hilo de plata y cristales.