Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cisma en la Fórmula 1: Esto se acaba

"Existe la posibilidad real de que la Fórmula 1 se acabe". Así de claro ha sido Fernando Alonso tras conocerse la división en la Fórmula 1 provocado por la decisión de la Asociación de Constructores (FOTA) de rechazar la última oferta presentada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para mantener el campeonato en 2010. Los constructores han anunciado que estudiarán la creación de un campeonato paralelo, pero la FIA ha amenazado con que si esto se produce emprenderá acciones legales contra la FOTA y Ferrari.
Fernando Alonso se ha mostrado "de acuerdo con los equipos porque son los que han hecho el espectáculo en los últimos años, son los que ponen el dinero y los coches y nosotros iremos donde vayan ellos. Estamos encantados. Si la FIA no quiere grandes equipos, correrá con los pequeños".
El piloto de Renault es, sin embargo, optimista. "Espero que algo bueno pase, porque las dos partes se necesitan. Es una situación en la que queremos pensar que se pongan de acuerdo. No es nada fácil", indicó el asturiano. 
La FIA, decepcionada
La FIA se ha declarado "decepcionada pero no sorprendida por la incapacidad de la FOTA (Asociación de Constructores) para alcanzar un compromiso de acuerdo con los intereses del deporte".
"Está claro que determinados elementos dentro de la FOTA han buscado esta ruptura a lo largo del prolongado periodo de negociación y no han actuado de buena fe en las discusiones", asegura la FIA en su nota oficial.
"La FIA no puede permitir una carrera de armamentos financiera en el campeonato, ni que la FOTA dicte las reglas de la Fórmula uno. El plazo para las inscripciones incondicionales para el Mundial del 2010 expira esta tarde, y la lisa será anunciada mañana", concluye el comunicado de la FIA.
La FOTA, que une a ocho de las diez escuderías del actual campeonato, es decir, a Ferrari, McLaren, Renault, BMW, Toyota, Brawn, Red Bull y Toro Rosso, mientras que Williams y Force India fueron expulsados de la asociación por inscribirse en el campeonato del próximo año sin condiciones, afirma en su comunicado que declinan "cambiar las condiciones originales de entrada al Campeonato del Mundo de 2010".
"Por ello -continúa el comunicado- los equipos no tiene otra alternativa que comenzar la preparación de un nuevo Campeonato que refleje los valores de los participantes y socios".
Los equipos aseguran que "se ha ignorado el deseo de la mayoría de los equipos. A las escuderías se les ha privado, por parte del poseedor de los derechos comerciales, de decenas de millones de dólares por lo menos desde 2006, pese a lo cual la FOTA ha cumplido con sus compromisos".
 Acciones legales
La FIA ha informado en el circuito británico de Silverstone que emprenderá "acciones legales sin demora" contra la asociación de equipos de Fórmula Uno (FOTA) y la escudería Ferrari por su amenaza de segregarse y organizar un campeonato al margen. De momento, la FOTA han notificado su intención de no inscribirse y romper con la FIA y el poseedor de los derechos comerciales (Bernie Ecclestone) para crear un campeonato paralelo tras rechazar la última oferta de la Federación Internacional sobre las condiciones para participar en la edición del 2010.