Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Confederación de Comercio destaca la inquietud en el sector por el estancamiento de las ventas

El comercio minorista está inquieto ante la caída de un 3% en las ventas en julio respecto al año anterior, algo que no ocurría desde el mes de febrero, según ha informado la Confederación Española del Comercio en una nota de prensa.
La preocupación en el sector radica en que el sostenido crecimiento del PIB, sobre todo por el aumento de la demanda interna, no se ha trasladado a una mejora de las ventas del comercio minorista.
"Hoy por hoy, la recuperación de la economía real no parece haber llegado aún", lamenta el presidente de la Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo.
El mes de julio es un mes tradicionalmente positivo para el comercio, debido a la reducción de los precios de los productos en rebajas. Este año las expectativas de los empresarios eran positivas, y como mejor ejemplo el aumento de la contratación en junio y julio (0,9% empresas unilocalizadas en julio), algo que no ocurría desde hacía seis años, lo que no se ha visto compensado con una mejora de las ventas.
"Tenemos que iniciar el curso con una revisión y salto cualitativo en las políticas del sector que descongelen las ventas", reflexiona García-Izquierdo, que considera que "el comerciante está haciendo todo lo que está en su mano, ahora le toca a nuestras administraciones públicas".