Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sean Connery, investido doctor "honoris causa" en Escocia

Fotografía de archivo del 7 de junio de 2007 del  actor británico Sean Connery, a su llegada a la gala en la que el Instituto Estadounidense de Cinematografía (American Film Institute, AFI) le entregará el premio honorario a toda una vida a Al Pacino, en Los Angeles (California). EFE/Archivotelecinco.es
El actor escocés Sean Connery, famoso por ser el primero que encarnó al espía James Bond, fue investido hoy doctor "honoris causa" por la Universidad Napier de Edimburgo (Escocia), en reconocimiento a su brillante carrera cinematográfica.
Vestido con una toga roja, blanca y azul, Connery, de 78 años, recibió el título en una ceremonia a la que asistió acompañado de su esposa, Micheline.
"Sé que hoy no estaría aquí recibiendo este espléndido honor si no hubiera aprendido a leer y escribir a la edad de cinco años", dijo el primer agente 007 del celuloide, en un corto discurso pronunciado en el centro universitario.
"Lo interesante de todo esto es que nunca me di cuenta de eso hasta que pasé de los 70 años. Poder leer y escribir ha sido clave en casi todo lo que he hecho en mi vida", afirmó el veterano actor, a pocos kilómetros de la escuela que abandonó a los 13 años.
La rectora de la Universidad Napier, Joan Stringer, describió a Connery como "uno de los actores más icónicos y carismáticos de Escocia", y destacó que "sigue siendo para muchos el único candidato al título de 'el más grande escocés vivo'".
Nacido en el barrio edimburgués de Fountainbridge, el actor pasó de trabajar como repartidor de leche a convertirse en una estrella mundial gracias a su interpretación de James Bond, a quien dio vida en siete películas.
Con más de sesenta filmes a su espaldas, Sean Conery ganó un Óscar al mejor secundario por a su interpretación del incorruptible policía Jim Malone en "The Untouchables" ("Los Intocables", 1987).