Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristiano Ronaldo: "Estoy sufriendo y tengo derecho a sufrir solo"

Triste por la eliminación de su selección en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica, Cristiano no quiso hablar con nadie al final del partido. Abandonó el estadio sin realizar declaraciones en la zona mixta a los medios de comunicación y disculpándose con sus compatriotas portugueses.
Antes no saludó en los vestuarios a sus rivales, entre ellos varios compañeros del Real Madrid que se marcharon sorprendidos por su actitud. Quien sí pasó a felicitar a los españoles fue Pepe, que intercambió su camiseta del partido con su amigo Sergio Ramos.
¿Por qué nos han eliminado? Preguntarle a Queiroz
Cristiano Ronaldo, capitán de la selección de Portugal, asegura que se le malinterpretó una frase en la zona mixta cuando contestó sobre los motivos de la derrota ante España y dijo que se le preguntara a Carlos Queiroz y aseguró: "Estoy sufriendo y tengo derecho a sufrir solo".
En declaraciones a la empresa de su representante, Jorge Mendes, el delantero del Real Madrid explicó: "Cuando dije que preguntasen al entrenador fue simplemente porque Carlos Queiroz estaba en conferencia de prensa y los periodistas podían escuchar sus explicaciones y porque no me sentía en condiciones para explicar lo que fuese".
"Soy un ser humano, estoy sufriendo y tengo derecho a sufrir solo. Jamás pensé que esa simple e inocente frase podía provocar tanta polémica. Por eso pido que no encuentren fantasmas donde no existen. No hay caso alguno", indicó.
Triste, desolado y frustrado
Cristiano Ronaldo comentó que se sentía "destrozado, completamente desolado, frustrado y con una tristeza inimaginable" y apuntó que como capitán siempre ha asumido y asumirá sus responsabilidades, "pero en ese momento no conseguiría decir más que tres o cuatro frases lúcidas".
El portugués no ha estado fino en el torneo y su actuación ha sido más que discreta. A pesar de acabar en un gran estado de forma la temporada con el Real Madrid, se le ha visto demasiado solo a la hora de desbordar al rival y ni siquiera le cogió el toque a la pelota del Mundial (Jabulani). Sus famosos lanzamientos de falta apenas inquietaron. BQM