Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antoni Tàpies, Cristina Iglesias, Marina Abramovic y Juan Genovés, compras destacadas de ARCO

La feria de arte contemporáneo ARCOmadrid afronta este fin de semana su recta final y ya se pueden destacar algunas compras relevantes, que incluyen adquisiciones de obras de artistas de la talla de Antoni Tàpies, Cristina Iglesias, Marina Abramovic y Juan Genovés, entre otros.
Marlborough es una de las galerías que ya han realizado varias ventas en el ecuador de la feria, según han señalado a Europa Press, por precios que oscilan alrededor de los 10.000 euros, como es el caso de la pieza 'Last iceberg', de Xavier Escrivá, y los 180.000 de alguna obra de Juan Genovés que también ha sido adquirida.
Este stand cuelga una de las piezas más caras que se exponen en ARCO: 'Mujer en la bañera', un óleo sobre tabla realizado por Antonio López en 1968 que tiene un precio de 2,5 millones de euros y que, a pesar de suscitar un "gran interés", aún no está reservado, según han asegurado.
La veterana galería ha afirmado que se nota "recuperación" en el mercado, así como "efervescencia y ganas de compra". Aunque aún quedan dos días de feria, afirman que el balance es "positivo" y resaltan la presencia de coleccionistas extranjeros.
De hecho, algunas de las obras de artistas españoles que han vendido tendrán como destino colecciones internacionales. Esto se debe, tal y como resaltan, al programa 'Imaginando otros futuros' por el que este año acuden a ARCO las galerías más relevantes del mercado del arte que han pasado por la feria. Algunas, como es el caso de Alexander & Bonin, confesaron a Europa Press sus ganas de repetir en la próxima edición, después de haber estado ausente en la feria durante más de un lustro a causa de la crisis.
Asimismo, la galería Lelong (París) ha vendido un grabado de Joan Miró por 10.000 euros y una obra realizada con iPad de David Hockney por 28.000 euros; mientras que la galería Elba Benítez (Madrid) ha firmado la venta para sendas obras de Natalia Zaluska, Cristina Iglesias y Carlos Bunga por precios que oscilan entre los 7.000 y los 60.000 euros.
Otras galerías, en cambio, prefieren mantener la cautela al ofrecer información, puesto que en muchas ocasiones las ventas no se cierran hasta que no termina la feria e incluso hasta semanas después de haber cerrado sus puertas, tal y como explican a Europa Press responsables de la galería Deweer Gallery (Otegem, Bélgica), que ha vendido obras de artistas como Stephan Balkenhol, Günter Förg y Enrique Marty por precios que oscilan entre los 3.500 y los 9.500 euros.
En el caso de Luciana Brito (Sao Paulo), la galería explica a Europa Press que tiene cinco obras reservadas y casi vendidas, pero afirma que avanzar los nombres no es bueno: "Da mala suerte". Hasta ahora, ha vendido dos piezas de Marina Abramovic, una de las artistas más importantes en performance.
También hay voces negativas, como es el caso de la danesa Nicolai Wallner, galería que lamenta la falta de gente y que considera que las ventas este año van "lentas".
A ellas se suman las adquisiciones que ha realizado el Reina Sofía por un valor de 400.000 euros (250.000 euros aportados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte) de artistas como Antoni Tápies, Ignasi Aballi, o Jorge Ribalta. Asimismo, la Fundación Fundación María Cristina Masaveu Peterson ha comprado obras de artistas como Pelayo Ortega, mientras que la Fundación Sorigué suma obras de nombres como Manuel Franquelo.