Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mireia Belmonte, la sirena de plata, ya es leyenda

La nadadora Mireia Belmonte se ha convertido este viernes en leyenda del deporte español gracias a la segunda medalla de plata que consiguió en el Centro Acuático de Londres, donde despojó de complejos a la natación española, y donde escribió su nombre en los libros de historia por la doble hazaña.
Belmonte se colocó a la altura de David Cal, cuádruple medallista y el único atleta nacional capaz de sumar dos preseas en una misma cita olímpica. La de Badalona, que no tiene techo, igualó al gallego, un fijo en el medallero español en las últimas citas.
La catalana, a sus 21 primaveras, acapara dos de las tres medallas que atesora España por el momento y ejecutó a la perfección una carrera muy inteligente. Lejos de las mejores en un principio, Mireia creció a medida que avanzó la prueba para dar la estocada final en los 200 metros finales.
Belmonte nadó por debajo del récord de España y desde el principio se vio a una nadadora con hambre de medalla. Después de ir transitando entre la cuarta y quinta posición, Belmonte se aprovechó del cansancio de la danesa Lotte Friis para darle caza y entrar en la lucha por el podio.
En la recta final, la española dejó atrás a la británica Rebecca Adlington y a la neozelandesa Lauren Boyle para lanzarse a por la plata. Tan sólo veía por delante a una inalcanzable Katie Ledecky. La estadounidense, de tan sólo 15 años, sorprendió con los 8:16:63 segundos que tardó en hacerse con el oro. Mireia finalizó la prueba en 8:18:76 y la británica Rebecca Adlington, con una marca de 8:20:32, se llevó el bronce.
Por otro lado, la jornada del viernes dejó la derrota de Feliciano López y David Ferrer en las semifinales del dobles masculinos. Los tenistas españoles, que desperdiciaron cuatro bolas de partido ante los franceses Tsonga y Llodra, buscarán el bronce este sábado ante los también galos Benneteau-Gasquet, menos temidos, pero también más descansados.
Además, el atletismo puso la nota negativa de la jornada con las diez eliminaciones de los diez españoles en concurso. Lo más preocupante fue la eliminación, en el 1.500, de los tres representantes. Ni Álvaro Rodríguez, ni Diego Ruiz, ni David Bustos lograron superar la ronda preliminar y España no tendrá opciones en semifinales en el mediofondo por primera vez en un cuarto de siglo.
Idéntica suerte corrieron Eusebio Cáceres y Luis Felipe Méliz en salto de altura, de la misma manera que Borja Vivas se quedó fuera de la final en peso. Además, la retirada de Víctor García y las eliminaciones de Ángel Mullera y Abdelaziz Merzougui dejaron a España sin presencia en la final de los 3.000 obstáculos. Bokesa, en los 400, y Patricia Sarrapio en triple salto también dijeron adiós.
En cuanto a los equipos destacó la gran victoria ante Hungría de las chicas de waterpolo, que se medirán en cuartos a Gran Bretaña por su primer puesto en la fase de grupos. Así como las pupilas de Jorge Dueñas en balonmano, que sentenciaron su pase a cuartos tras ganar a Suecia y la derrota de Dinamarca a manos de Noruega.
En hockey hierba, el equipo de Dani Martín venció a Sudáfrica con sufrimiento (2-3), la primera de los Juegos, y sigue con vida en su objetivo de alcanzar las semifinales pese a las lesiones de sus dos mejores jugadores, Santi Freixa y Pol Amat.
Por último, en voley playa la pareja masculina formada por Adrián Gavira y Pablo Herrera --que ha estado sensacional todo el torneo-- se despidió de los Juegos tras caer ante los potentes brasileños Ricardo Santos y Pedro Cunha en octavos de final.