Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Demasiado premio para tan poco fútbol

La anfitriona perdió. Vídeo: Telecincotelecinco.es
Václav Sverkos, el suplente de Jan Koller, obtuvo el máximo premio en la victoria de la República Checa frente a Suiza (0-1), después de un encuentro dominado por los helvéticos, pero que sucumbieron tras encajar un tanto en el único remate entre los tres palos.
Los checos, con un fútbol aseado y un golpe de buena fortuna, tuvieron suficiente para acabar con el animoso equipo local que, sin excesivos alardes, llevó el peso del partido y tuvo las mejores ocasiones, como un remate al palo en el minuto 89 de Johan Vonlanthen, un delantero de origen colombiano.
Además los suizos vieron como su mejor jugador en el primer tiempo, el capitán Alexander Frei, tuvo que retirarse después de una acción con Zdenek Grygera y el ataque de los de Kuhn se resintió en exceso.
La República Checa debe haber sobrepasado el umbral entre los buenos y los grandes equipos, visto lo ofrecido. Los buenos equipos pueden o no ganar, los grandes equipos tienen suficiente con poco para llevarse el triunfo, y el equipo checo, semifinalista en la última Eurocopa y el mejor en la fase de clasificación, no desaprovechó la ocasión que le brindó Suiza.
El tanto fue conseguido por Sverkos, que hoy jugaba su tercer partido con la selección. Salió por Jan Koller y se encontró con un balón después de un par de malos rechaces de los locales y un servicio inesperado de uno de los centrocampistas.
Goles: 0-1, m. 71: Sverkos.