Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desastroso concierto de Amy Winehouse en la isla caribeña de Santa Lucía

Grandes esperanzas había en que en el que iba a ser el primer concierto del año de la cantante británica, pero nada salió según lo previsto. Un tremendo temporal de lluvia en Santa Lucía, unido al estado que Amy mostraba en el escenario, hizo que su interpretación en el festival de Jazz se suspendiera.
Winehouse había declarado anteriormente que era todo un honor actuar en el Festival de Jazz de Santa Lucia ya que la isla ha sido su hogar de acogida en los últimos meses. "Desde que llegué a esta isla no he tenido más que amabilidad a mi alrededor y he hecho muchos amigos, además de la extraordinaria música y los maravillosas vistas". Dijo no hace mucho la cantante. "He hecho amigos de por vida y el entorno me ha inspirado".
Pero parece que estos amigos de los que Amy habla no acudieron a su actuación. La cantante, que ni tan siquiera podía mantenerse en pie, fue abucheada por el público allí presente. Los gritos subieron de tono cuando ella devolvió los insultos al empezar el tema 'Back to Black', del que olvidó parte de su letra. "Perdón, estoy aburrida",dijo la cantante para disculparse.
Un asistente explicó como vivió la actuación: "era imposible oírla y lo poco que se oía era muy malo". "Las entradas son caras y más para la gente de Santa. Lucia. Es una pena que salga así al escenario".
Según su representante, Chris Goodman, la causa de la suspensión fue la lluvia , la cual provocó problemas técnicos haciendo que se desplomase una plataforma de iluminación. El portavoz de la cantante aseguró: "Amy está muy decepcionada porque Santa Lucía es maravillosa con ella, pero hubo circunstancias de fuerza mayor que impidieron que el show saliera como se había planeado".
Pero el tiempo no fue la única razón, según apuntan testigos que estuvieron allí. "Amy no estaba en condiciones de actuar, se tambaleaba, se calló al suelo y hasta tuvo que sentarse para quitarse los zapatos" señalan. Además, explican que en el momento en que Winehouse salió al escenario no llovía, y la persona que actuó tras ella no tuvo ningún problema técnico. RGM