Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren un mecanismo molecular que relaciona dos oncogenes con la frecuencia de las leucemias en ratones

Un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha analizado la influencia de los oncogenes Cdk4 y Cdk6 con la agresividad de leucemias en ratones y han descubierto el mecanismo molecular por el que ambas proteínas cooperan en el desarrollo de estos tumores.
El trabajo, publicado en la revista 'Blood', ha sido realizado en colaboración con la Universidad Médica de Viena (Austria) y los autores creen que los resultados pueden ayudar a mejorar un grupo de fármacos que ya están siendo utilizados con éxito en ensayos clínicos en el tratamiento del cáncer de mama.
El crecimiento de los tumores está dirigido por un grupo de proteínas que regula específicamente la división de las células tumorales. Y dos de estas proteínas son Cdk4 y Cdk6, sobre las que existen inhibidores en ensayos clínicos para el tratamiento de diversos tipos de cáncer, como el de mama, pulmón o leucemias.
En este trabajo han identificado el mecanismo por el que ambas proteínas cooperan en el desarrollo de los tumores, además de demostrar en ratones que la inhibición simultánea de ambas moléculas es más efectiva que su inhibición por separado.
"Los inhibidores de Cdk4/6 para el tratamiento de diversos tipos de cáncer no distinguen entre las dos moléculas y hasta ahora no se había clarificado el beneficio de bloquearlas a la vez", ha reconocido Marcos Malumbres, del grupo de División Celular y Cáncer del CNIO que ha participado en la investigación.
Con el objetivo de avanzar en la materia, el equipo de Malumbres generó ratones modificados genéticamente que contenían versiones activadas de Cdk4, de Cdk6, o de ambas proteínas a la vez.
De este modo, el trabajo revela que la activación simultánea de las proteínas conduce a la formación de tumores más agresivos y, particularmente, a un aumento en la incidencia de leucemias.
"Hasta ahora pensábamos que estas moléculas actuaban de manera independiente; sin embargo, estas observaciones sugieren que los inhibidores combinados pueden ser más efectivos en el tratamiento de diversos tumores", ha relatado Malumbres.
SIN MURO DE CONTENCIÓN, EL TUMOR CRECE DE FORMA DESCONTROLADA
Los investigadores describen también el origen de la fortaleza de ambos oncogenes cuando están activados simultáneamente. En condiciones normales su actividad está limitada por proteínas de la familia p16INK4A, cuando Cdk4 y Cdk6 se encuentran en cantidades elevadas en las células, las proteínas p16INK4A no pueden ejercer de muro de contención y los tumores se desarrollan y crecen de forma descontrolada.
En 2013, la Agencia de Medicamentos y Alimentos (FDA, en sus siglas en inglés) calificó los inhibidores de Cdk4 y Cdk6 como "terapia destacada", al comprobarse que duplicaban la supervivencia de pacientes con cáncer de mama.
De hecho, informan los autores, actualmente varias empresas farmacéuticas están interesadas en este grupo de inhibidores, cuya eficacia se está evaluando ya en otros tipos de tumores, como pulmón y melanoma.
"El éxito clínico de estos compuestos depende de la correcta selección de pacientes. Nuestros resultados pueden ayudar a explicar la base molecular del efecto de estos inhibidores y a mejorar las estrategias terapéuticas que se desarrollen en el futuro", ha indicado Malumbres.