Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a una modelo por torturar, golpear y secuestrar a una compañera de profesión

Yeimy Paola Pachón Rey detenidatelecinco.es

La rivalidad puede ser el motivo por el que Yeimy Paola Pachón Rey, modelo colombiana, decidiera con la ayuda de su hermana, Claudia Deyanira Pachón, secuestrar, torturar y agredir a una compañera de profesión, Carolina Muñoz Chaparro. Descargas eléctricas, un corte de pelo y multitud de agresiones fueron las consecuencias de un secuestro que pudo tener un final aciago.

Yeimy Paola Pachón Rey, una reconocida modelo colombiana, ha sido recientemente detenida en un aeropuerto de El Dorado, el principal de Colombia, cuando se disponía a salir del país rumbo a Miami. Los delitos que se le acusan es el secuestro y tortura de Carolina Muñoz Chaparro, una compañera de profesión, el 31 de enero de 2015. Según informó El Espectador, la joven fue ayudada por su hermana y también modelo Claudia Deyanira Pachón, llevando a cabo juntas el plan cuyo objetivo era quitar del medio a la competencia.
Según la denuncia que la víctima realizó ante las autoridades colombianas el móvil del secuestro sería los grandes celos profesionales que sentían las hermanas por ella. Un motivo que las llevo a agredirla y torturarla propinándole descargas eléctricas. Aunque las agresiones no solo fueron físicas, sino también psicológicas, pues como relata Chaparro la llegaron a rapar la cabeza con una maquinilla. 
"Ellas me mordían, me torturaban, me cortaron el pelo…cuando llegaron a un sitio escondido me rompieron toda la ropa para dejarme totalmente desnuda", narró la modelo a la policía. Y es que, como desvela en la denuncia, también buscaron ensuciar su reputación, para ello le exigieron todas las contraseñas de las redes sociales y publicaron en su perfil fotos íntimas.
El secuestro que se llevó a cabo en un restaurante del norte de Bogotá finalizó cuando la abandonaron desnuda en un paraje desértico de la zona rural de Tabio. Además según cuenta la propia víctima, si no fuera por la presencia de otras personas que las disuadieron, ese lugar podría haber sido su tumba.
La denuncia que se interpuso hace un año, siempre ha sido defendida por el abogado de las hermanas como un altercado en el que ambas partes se agredieron, siendo el enfrentamiento más un tema de lesiones personales que de tortura y secuestro. "Las lesiones personales fueron mutuas, es decir que mis defendidas también fueron atacadas", declaró en el pasado. Finalmente esta versión no la ha compartido la Fiscalía y la modelo ya se encuentra detenida. 
La joven ha realizado unas declaraciones a Noticias Caracol en el que muestra su "arrepentimiento" y relata los motivos que le llevaron a realizar el secuestro: "Cometí un error y lo acepto. Subí unas fotos de ellas a las redes cuando no tenían ninguna cirugía, cuando eran naturales, pero no lo hice de maldad, lo hice para resaltar su belleza natural; y por unos comentarios que ellas habían hecho muy feos en mis fotos y en las de mi odontólogo”.