Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dile adiós a las varices de forma permanente y sin cirugía

Las varices suelen ser un calvario para quienes las padecen. Además de un problema de salud, estéticamente representan un incordio, especialmente en verano cuando hay que lucir piernas. El quirófano es para muchas lesiones vasculares la única solución definitiva. Sin embargo, gracias a una revolucionaria técnica que combina dos tratamientos podemos decir adiós a todo tipo de varices sin cirugía.
Hasta ahora el láser o la escleroterapia eran efectivos solo para algún tipo de lesiones varicosas. Con la combinación de ambas técnicas, podemos tratar todas las variantes de esta patología.
Se trata del esclero-láser vascular, un tratamiento que consiste en la aplicación, en el mismo acto, de un esclerosante (líquido inyectado) y la aplicación de un láser. De esta forma, se logra tratar todas lesiones varicosas posibles consiguiendo su desaparición. "Es una técnica integral, poco invasiva y totalmente ambulatoria, que permite al paciente seguir con su vida normal", asegura el doctor Francisco Gómez León de la Clínica Belleza en gotas, que aplica esta técnica con éxito desde hace algunos años.
Las varices son venas dilatadas por una acumulación de sangre en su cavidad que se generan principalmente en las extremidades inferiores. "Esta patología no solo es un problema estético y de salud, sino también socioeconómico por su elevada repercusión laboral y social, ya que en ocasiones pueden generar dolores y molestias que incapaciten a quienes las padecen", señala el doctor Francisco Gómez León.
Gracias al esclero-láser vascular, quienes sufren esta dolencia, pueden despedirse de ella de una forma fácil y permanente. Se realiza una sesión de 25 minutos cada 3 meses; siendo suficientes entre 4 y 6 sesiones, en función del paciente y de la patología. Los resultados pueden observarse rápidamente, en apenas mes y medio desde la primera sesión. "Una vez finalizado el proceso, no hay que hacer nada especial y el paciente puede continuar con sus actividades diarias. Es importante no tomar sol ni tener exposición solar en las áreas tratadas, al menos 21 días posterior a su realización", según apunta el doctor Gómez León.
El esclero-láser vascular está recomendado para todo tipo de pacientes, mayores de edad, que presenten alguna lesión vascular: varículas, arañas vasculares o varices.
La época ideal para realizar este tratamiento es entre los meses de noviembre y mayo, ya que la exposición al sol durante este período es menor. Por este motivo, los meses de invierno son óptimos para someterse a esta técnica.
El sedentarismo, una mala alimentación, los anticonceptivos orales, factores genéticos o incluso las altas temperaturas son algunas de las causas de las varices. Esta dolencia afecta entre a entre un 20% y un 30% de la población en España. Según datos de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular, las mujeres son las peor paradas ya que representan el 60% frente al 40% de los hombres.
Di adiós a las varices y recibe el buen tiempo luciendo piernas sin complejos: el esclero-láser vascular puede ser la solución sin pasar por el quirófano.