Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Disfruta de nuevo de la victoria de España ante Sudáfrica (Primera parte)

Y es que Sudáfrica evidenció, especialmente en varias fases de la primera mitad, tener un fútbol superior al de Irak y, sobretodo, a de la "cenicienta" Nueva Zelanda. Es más, con Piennar y Parker, dispusieron de buenas ocasiones para romper la inmaculada meta española.
Pero la actual España, que registró novedades en la meta, en la línea defensiva y en el centro del campo, con las entradas de Pepe Reina, Albiol, Arbeloa y Busquets, no se descompone. Se sabe superior al rival y, además, sabe esperar su momento sabedor de que éste llegará y de que la calidad que atesora le traerá, antes o después, el triunfo.
Y el tanto, que bien pudo llegar en la primera mitad, que encauzaba ya el triunfo hispano, llegó a poco de iniciada la primera mitad obra de David Villa (m.52), que paró con el pecho, bajó y batió al meta sudáfricano Khune.
Tras ello, Del Bosque premió a jugadores que hasta ahora no habían jugado, como Pablo Hernández, en su debut además con la selección, y Fernando Llorente. El delantero centro dio las gracias al seleccionador con un 2-0 (m.72) que ya sentenciaba el triunfo español, el liderato del grupo A y, los nuevos récords.
Sudáfrica también lo celebró, fue su derrota más dulce ya que se clasificó para las semifinales de su torneo, cumpliendo su gran objetivo. Ahora, ambas selecciones esperan tranquilas su respectivo rival de las semifinales.