Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fundador de Doctor Music define a David Bowie como alguien "cercano, exigente y amable"

El fundador y director general de la promotora de conciertos Doctor Music, Neo Sala, ha definido este lunes al fallecido David Bowie como alguien "cercano, exigente y amable", en referencia a las actuaciones que el artista ofreció en España hace casi dos décadas.
Neo Sala fundó uno de los festivales más icónicos de los años 90 en la península ibérica, el Doctor Music Festival, que se celebró en cuatro ocasiones, entre los años 1996 y 1998 y en 2000, y que llevó primero en Escalarre (Lérida) y luego a La Morgal (Asturias) a grandes bandas internacionales como Blur, Pixies, Lou Redd y el propio Bowie.
Según ha recordado en declaraciones a Europa Press, al contrario que otros artistas, David Bowie siempre mantuvo una actitud cercana: "Te veía por los pasillos y te saludaba. Era correcto y educado. Me sorprendió su cercanía, porque te imaginas a alguien con quien no se puede hablar. Él era un ser humano inteligente".
En aquel concierto, el "duque blanco" se presentó ante un escenario lleno de luces azules, vestido con una levita larga, y comenzó su concierto con las canciones 'Look back in anger' y 'Scary Monsters'.
Aquel concierto, en el marco de la primera edición del Doctor Music Festival (1996) fue "mágico" y el mejor de todos los años que se celebró dicho festival, en palabras de Neo Sala, quien admite que siempre fue un "fan" de Bowie y que no puede ser neutral porque tiene los recuerdos "contaminados". "Hoy en día no salen artistas así", ha señalado el promotor de conciertos de artistas como Bryan Adams, Justin Bieber o Beyoncé.
Tras el Doctor Music Festival llegaron en 1997 sendos conciertos en San Sebastián y Madrid, donde comprobó que el británico era "exigente y perfeccionista", pero agradable y sin "ninguna excentricidad fuera de lo normal".
A su juicio, además del terreno musical, Bowie ha trascendido la música, y ha tenido influencia en terreros como la moda. "Marcaba tendencias en el glamour, en los peinados y en los estilos de música. Con su muerte se pierde algo de todas las generaciones, cada década tiene un trozo de él", ha destacado.
Tal y como ha señalado, en 2004 canceló la gira en la que estaba embarcado y que estaba previsto que pasara por Santiago de Compostela aquel año. Aunque Bowie siempre fue "celoso" de su esfera privada, está convencido de que desde entonces no se encontraba bien de salud.