Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España, sumergida en el éxtasis de la victoria en la Eurocopa

Los españoles viven sumergidos en el éxtasis momentáneo del histórico triunfo de la selección en la Eurocopa de Viena."Sí, sí, sí... La copa ya está aquí". La madrileña plaza de Colón abarrotada no atendía a más razones que el triunfo español. Y por fin, se abrió paso entre la multitud el autobús en el que llegaban los héroes del momento con el ansiado trofeo.
Muchos años de espera han empujado a los ciudadanos a autopistas, puentes, balcones... España se echó a la calle para recibir a Luis Aragonés y los suyos. Casillas, Villa, Torres o Reina compartían su alegría con los fieles que les esperaban a su llegada a España.
Pasadas las ocho de la tarde se abrían paso en Colón y la multitud se desataba entre gritos de "Alemán el que no bote", "yo soy español, español, español! o "Cesc bomb, Cesc bomb" en alusión al jugador Fábregas. Ya no hay marcha atrás, España está embelesada con un triunfo que no llegaba desde el año 1964. Desde antes de mediodía ya se congregaban en Colón los fieles de la 'roja' para recibir a los suyos y celebrar el triunfo. 
"Ya era hora, esto es para vosotros", gritaba Casillas al subir al escenario. Más de media hora han estado los futbolistas celebrando en el autobús y bailando ante los que allí se congregaban para verlos. Siete reactores de la Patrulla Águila del Ejército del Aire les recibían pintando la bandera española en el cielo.
"Campeones, campeones". Los gritos de una masa embriagada desataban a unos jugadores que esperaban el reencuentro con la afición. Ya frente a la 'furia roja' uno a uno fueron tomando la palabra para dedicar la Eurocopa o agradecer el apoyo. Reina, el 'speaker', fue quien más se extendió recordando a cada uno de sus compañeros de hazaña. Y es que conseguir la segundo Eurocopa de España en toda su historia no es para menos.