Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos recomiendan incluir las nueces en la dieta para regular el colesterol y reducir los riesgos cardiovasculares

Las nueces pueden ser una buena solución para regular el nivel de colesterol tras las Navidades y para ayudar a reducir el riesgo cardiovascular, según las conclusiones extraídas de un reciente estudio de la Universidad de Múnich.
Esta investigación, publicada en la revista 'Metabolism', ha concluido que una dieta enriquecida con nueces podría reducir el riesgo cardiovascular disminuyendo el colesterol no-HDL y la apolipoproteina B, que se usan precisamente para calcular el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.
Una de las conclusiones más destacadas del estudio es que el efecto que el consumo diario de 43 gramos de nueces tiene en los lípidos hace que se reduzca tanto el colesterol no-HDL como en la apolipoprotenia B. En este sentido, el jefe de Servicio de Endocrinología en el Hospital Clínico de Múnich, el doctor Klaus Parhofer, ha asegurado que muchas de las enfermedades cardiovasculares "son desarrolladas por diversos factores", entre los que destacan los dos citados anteriormente.
Además, las personas que se sometieron al estudio acabaron incluyendo las nueces en su dieta diaria. Esto supuso ciertos cambios en su perfil lipídico, ya que redujeron el consumo de grasas saturadas y aumentaron el de ácidos grasos poliinsaturados. De este modo, el doctor Parhofer señala que el estudio "muestra que la gente puede obtener beneficios para su salud al suplementar su dieta con nueces".
De este modo, incluir las nueces en la dieta diaria es positivo para reducir los kilos y el nivel de colesterol que se gana. Según el jefe del servicio de cardiología del Parque Sanitario Sant Joan de Déu de Sant Boi de Llobregat, el doctor César Romero, los pacientes que recibe en su consulta tras las Navidades "acostumbran a presentar un aumento de peso que oscila entre los 2 y los 5 kilos, y su colesterol ha aumentado entre un 5 y un 15 por ciento".