Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extremoduro llena el Palacio de Deportes de Gijón

Extremoduro abarrotó este viernes el Palacio de Deportes de Gijón, donde ofreció el concierto que había cancelado en las fiestas de San Mateo de Oviedo, ante la imposibilidad de instalar el gran escenario que están utilizando en su gira 'Para todos los públicos'.
Sí fue posible montar en el escenario gijonés el montaje preparado, un muro de contenedores que imita a los de un puerto de mercancías. Al inicio de la actuación y durante el descanso de 20 minutos, avezado en los recitales de los extremeños, una grúa baja hasta el suelo uno de esos contenedores, imitando la actividad portuaria.
Esa fue la puesta en escena que no pudieron desarrollar en el escenario ovetense y que ayer pusieron en práctica en Gijón ante las aclamaciones de los miles de personas que llenaron el recinto, y que en un momento dado llegaron a cantar 'Eo eo eo, Puta San Mateo'. Por lo demás, un concierto de más de tres horas, en el que estuvieron muy presentes los temas de su último disco, 'Para todos los públicos', y en el que 'Robe' y 'Uoho' se movieron y saltaron al ritmo de sus guitarras inusualmente, en comparación con anteriores hieráticos recitales ofrecidos en Asturias.
También hubo tiempo para algunas de sus canciones más míticas, entre ellas 'So Payaso', 'Jesucristo García' y 'Ama y ensancha el alma'. La gira incluye dos sospresas: la nueva 'Canta la rana', que aún no está grabada, y una parte inédita que suena dentro del 'Primer Movimiento' de su disco 'La Ley Innata'.