Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FACUA denuncia a cinco cines Kinépolis por prohibir la entrada de comida y bebida del exterior

FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado a cinco cines de Kinépolis (Valencia, Alicante, Granada y los dos de Madrid, en Alcobendas y en la Ciudad de la Imagen) por prohibir a los usuarios el acceso con bebida y comida adquiridas fuera de las instalaciones, según ha detallado la organización.
Precisamente, en los últimos días, FACUA había denunciado al cine ubicado en la Ciudad de la Imagen por este mismo motivo e indica que remitió una queja por escrito a la Delegación General de Consumo de la Comunidad de Madrid (CAM) debido a que en las instalaciones que Kinépolis tiene en Alcobendas también se prohíbe el acceso a las proyecciones si se trae comida y bebida que no se haya comprado en la propia sala.
La organización ha decidido ahora ampliar su denuncia y dirigir un escrito, además de a la CAM, también a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Generalitat Valenciana así como a la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía.
FACUA recuerda que no permitir la entrada en el cine con comida y bebida del exterior (lo advierten con un cartel en la entrada) constituye una cláusula abusiva conforme a lo estipulado en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.
En el artículo 82.1 se recoge que son abusivas aquellas estipulaciones que causen "un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato".
La asociación recuerda que, si el cine permite el consumo de alimentos y bebidas en sus instalaciones, es ilegal que no permitan que hayan sido compradas fuera de las instalaciones, dado que la actividad principal de éstas no es la venta de tales productos, sino la exhibición cinematográfica. La medida de no permitir alimentos sólo tiene sentido si se trata de un restaurante, por ejemplo, dado que el objetivo en éste sí es la venta de estos productos, según FACUA.
La semana pasada, FACUA denunció por este mismo motivo a los siete cines que el grupo Galicine tiene distribuidos por toda Galicia: en Ourense (Ponte Vella), Pontevedra (Cinexpo), Vigo (Plaza Elíptica), Villagarcía (Gran Arousa), Ribeira (Barbanza), Monforte (Hollywood) y Carballo (Bergantiños).
La organización solicita a los usuarios que acudan a cualquier sala de cines en las que se establezca dicha prohibición que lo pongan en conocimiento de esta asociación para formular las oportunas denuncias contra las empresas responsables.