Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El " Fat Duck" vuelve a llenar

Los análisis a todos los alimentos, las superficies de trabajo, los utensilios, los afectados, el personal del restaurante y todo lo que podía ser vulnerable de provocar la intoxicación han sido negativos. Lo que está comprobado es que no hay ningún riesgo en el restaurante, por eso se ha tomado la decisión de permitir la reapertura del local.
El chef y su equipo necesitarán recuperar la confianza de algunos comensales que tenían reservas y que las han anulado, aunque a juzgar por el trasiego de gente que ha pasado por el restaurante en los dos últimos días parece que todo está volviendo a la normalidad rápidamente.
No obstante, todavía queda un largo estudio a la Agencia de Protección de la Salud que va a entrevistar a todos los clientes del restaurante, situado en Berkshire, en los meses de enero y febrero.     LA