Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI apuesta en la RAE por el consenso como garantía del de la unidad del español

El Rey Felipe VI ha afirmado su "voluntad", junto a la Reina Letizia, "de continuar estimulando" el trabajo académico sustentado en la acción común de la Real Academia y sus Academias hermanas de América y Filipinas, que "sobre la base del consenso y del respeto a la diversidad, constituye la garantía del mantenimiento de la unidad de la lengua española".
Así se ha expresado el monarca durante el discurso que ha pronunciado para cerrar la solemne sesión pública conmemorativa del III Centenario celebrada en la sede de la Real Academia Española, en la que se ha presentado la 'Edición del Tricentenario' (23ª) del Diccionario de la lengua española y se ha celebrado el Día de la Fundación pro Real Academia Española.
"La Corona de España ha mantenido a lo largo de estos tres siglos su firme compromiso de apoyo y respaldo a la labor de la Academia. Me agrada recordar especialmente el impulso decisivo que mi padre el Rey Don Juan Carlos dio al trabajo académico durante su reinado, con particular atención a la denominada política lingüística panhispánica", ha señalado.
En los cerca de diez minutos que ha durado su intervención en la sesión, presidida por el Rey Felipe VI y la Reina Letizia, el monarca ha indicado que la Academia "afronta en la actualidad los retos que le plantea un tiempo nuevo" en el que el idioma español se ha convertido ya, a su juicio, "en la segunda lengua de comunicación internacional", así como en un "activo económico de primer orden".
"Las posibilidades, hasta ahora insospechadas, que ofrecen las nuevas tecnologías deben ser aprovechadas para cumplir de la mejor manera posible la vocación académica de servicio a la sociedad", ha defendido, al tiempo que ha destacado la "inmensa tarea" que, desde su punto de vista, tienen por delante las Reales Academias "al servicio de los españoles, de su bienestar" y del "progreso" de España.
ANDAR AL UNÍSONO
Para Felipe VI, la jornada de este viernes supone la "conmemoración de una iniciativa histórica en la cual la Academia y la Monarquía supieron andar al unísono por el bien de la lengua española". "Este empeño nacía con una vocación superior de servicio a la Nación y a la Corona", ha señalado, para después agregar que el calificativo "'española' cobra su sentido pleno" por ser en ese momento "la primera y única Academia de su especie" y porque se proponía establecer "la base de la cultura literaria y científica española" contribuyendo así "al engrandecimiento del prestigio de la Nación y a su reconocimiento internacional".
Asimismo, el monarca ha situado como el "primer gran logro" de la Academia la elaboración del Diccionario de Autoridades, que hoy ha recibido junto al libro institucional del III Centenario de la corporación. "Un diccionario de gran solidez amparado, además, en aquello que más conveniente le resulta a las lenguas: el acuerdo entre sus hablantes o, si lo prefieren, el consenso entre ellos", ha remachado.
Felipe VI también ha puesto de manifiesto la importancia de la creación de las Academias de América y Filipinas porque se apuntaba el "objetivo superior de la unidad del idioma como base e instrumento para una Comunidad de Naciones".
Por su parte, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha destacado el "apoyo incondicional" de la Corona hacia la Real Academia y su relación "estrecha y cordial". Dicho esto, ha celebrado la presentación por parte de los académicos de "una nueva muestra de su trabajo cuidado y diligente" para dar "reglas ciertas" a la lengua y hacerla "pura, elocuente y capaz de tratar tanto las artes como las ciencias". "El Diccionario de la Academia es el del uso y la unidad", ha sentenciado.
Según Wert, el futuro del español es "americano" al haber integrado esta nueva edición del diccionario cerca de 19.000 americanismos. "La lengua española es el alma de nuestros pueblos, fundamento de nuestras cultura, fruto de nuestro mestizaje, refugio de nuestra memoria, es fuente de convivencia, es canal de cohesión y testimonio de nuestra identidad plural y común", ha manifestado.
TRABAJANDO POR LA NACIÓN Y LA LENGUA
El director de la Real Academia, Manuel Blecua, se ha emocionado al pensar que "durante tres siglos la institución ha estado trabajando por la Nación y por la lengua". Además, ha recordado que el 3 de octubre de 1714 el Rey Felipe V firmaba la Real Cédula que daba existencia a la Real Academia y "tres siglos después" don Felipe y doña Letizia "vuelven a esta casa como Reyes de España". "Les agradezco su presencia y les deseo las mayores venturas por el bien de la Nación a la que la Real Academia sirve con su constante trabajo", ha enfatizado.
La presentación de la 23ª edición del Diccionario de la lengua española ha corrido a cargo del académico director, Pedro Álvarez de Miranda, quien ha destacado que no se trata de una "obra cerrada, pues ningún diccionario lo está nunca" y ha agregado, comprometiéndose a ello, que la Academia tiene que seguir trabajando "sin descanso en el perfeccionamiento de su obra".
Por su parte, el secretario de la Real Academia, Darío Villanueva, ha dicho que la RAE "no pretende festejar, sino modestamente conmemorar -hacer memoria-- de sus tres primeros siglos de existencia". Además, ha agregado que, aunque no es "el mejor de los momentos posibles", no se debe esperar otra "centuria" para reconocer su trayectoria.
Mientras, el presidente de la Fundación pro Real Academia Española, Luis María Linde, ha dicho que al igual que otras instituciones la RAE ha tenido que adaptarse a las restricciones impuestas por la crisis y ha resaltado su "discreción", su "capacidad de adaptación" y su "buen ánimo" con los que han afrontado la situación. "Seguirá encontrando siempre el camino más adecuado para superar las dificultades", ha augurado.
Sus majestades han saludado a las autoridades que han asistido a un acto con cerca de 600 invitados, entre los que han acudido el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero; el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce; la secretaria de Estado de Universidades, Montserrat Gomendio; la alcaldesa de la capital, Ana Botella, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, entre otros. Los asistentes han podido disfrutar de actuaciones musicales a cargo del coro de RTVE.