Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe Varela regresa a la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid tras 14 años de ausencia

Lujo y ostentación. Con esas dos palabras podríamos definir a la nueva colección, tras 14 años de ausencia, que ha presentado Felipe Varela en la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid y que tanta expectación había generado.
El hermetismo por parte de la firma, las dos personas que custodiaban su sala en IFEMA, el retraso en el comienzo del desfile -más de media hora- no hicieron más que echarle más leña al fuego. Todo el mundo estaba deseoso por ver los nuevos diseños de Varela y que probablemente en algún momento luciría la reina.
"La colección Crystal Army representa un diálogo entre una estricta y rigurosa estética futurista, marcada por la pureza de líneas y cortes que evocan velocidad y movimiento; y el exceso provocador y arriesgado de la cultura hip-hop que le imprimen un carácter deportivo, pero extremadamente femenino, sofisticado y seductor", señalaban desde la firma.
Cuando empezaron a desfilar las modelos con la música de fondo que pinchaba Cristian Varela, la sorpresa no pudo ser mayor. El hombre que más veces ha vestido a la reina, con sus trajes de chaqueta y ese mismo que adora el tejido tweed, no pudo presentar una colección más antagónica a la Reina: ostentosa, muy sexy y plagada de transparencias y escotes. ¡Había incluso chandals en versión deluxe! Eso sí, las calidades de las telas era exquisitas y sus chaquetas, que simbolizan la sofisticación y distinción del universo Varela, unas obras de arte.