Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernando Alonso saldrá tercero en el GP de Australia, en persecución de los Red Bull

Fernando Alonso (Ferrari) tendrá el domingo, en el Gran Premio de Australia, segunda prueba del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno, una carrera en persecución de los Red Bull del alemán Sebastian Vettel, que saldrá desde la pole, y del australiano Mark Webber. Alonso saldrá tercero.
Desde la primera eliminatoria de la sesión de clasificación quedó claro que los Red Bull y sobre todo Sebastian Vettel eran los más rápidos. En las tres eliminatorias el alemán consiguió el mejor tiempo y a pesar de los esfuerzos de Fernando Alonso al final fue batido por muy poco.
Fernando Alonso se quedó a 192 milésimas de Vettel y a 76 de Webber. La única ventaja es que al salir desde la tercera posición lo hará por el lado limpio de la pista y quizás eso le permita superar al australiano en la salida, antes de llegar al embudo de la primera curva.
La de hoy ha sido la tercera vez consecutiva que Vettel logra el primer puesto de la formación de salida, la primera fue en la última prueba de la temporada pasada, en Dubai, y este año lleva el pleno con Bahrein y Australia.
El pronóstico se ha cumplido en los tres primeros puestos y Fernando Alonso se conformaría con terminar en el podio, un objetivo más que factible y que le permitiría seguir encabezando el mundial, pero el Gran Premio de Australia, en el circuito urbano trazado en Albert Park, siempre depara sorpresas, y salidas del coche de seguridad o la presencia de la lluvia, que hoy no llegó a pesar del cielo amenazante, pueden dar un brusco cambio al resultado final.
Detrás los tres primeros se ha producido un abismo de medio segundo. Cuarto tras Alonso ha sido el campeón del mundo Jenson Button (McLaren-Mercedes) y en la tercera fila estarán el brasileño Felipe Massa (Ferrari) y el alemán Nico Rosberg (Mercedes).
El británico Lewis Hamilton ha sido el único del grupo de favoritos que no ha estado a la altura de las circunstancias y ni siquiera ha podido entrar en la tercera y última ronda de la sesión de clasificación, lo que unido a su incidente de ayer, en el que fue detenido por la policía a la salida del circuito por conducción temeraria, hace que este Gran Premio, como el del año pasado con sus mentiras a los comisarios, se convierta de nuevo en una pesadilla.
Pedro de la Rosa (Sauber-Ferrari) partirá desde la séptima fila y como en el caso de Alonso, con su coche no podía aspirar a nada más. Su objetivo para la carrera es terminar en los puntos, algo que a priori parece factible. A su favor el hecho de que por segunda vez ha quedado por delante de su compañero de equipo el japonés Kamui Kobayashi
Jaime Alguersuari (Toro Rosso-Ferrari) partirá desde la novena fila después de hacer una buena sesión de clasificación, ya que superó con holgura la primera eliminatoria y en la segunda poco podía hacer para mejorar su puesto.
Los dos Hispania, pilotados por el brasileño Bruno Senna y el indio Karun Chandhok, partirán desde la última fila con la buena noticia de que a pesar de seguir rodando poco en los entrenamientos libres por los problemas hidráulicos, han terminado la sesión de clasificación a tan solo cinco décimas del coche que les precede, el Virgin del brasileño Lucas di Grassi.