Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferrari busca resurgir en 'su' territorio.

El F60 de Felipe Massa es retirado por los comisarios de pista en el Gran Premio de China. FOTO: AP.telecinco.es
"Tenemos que esperar y tener la cabeza fría, la prioridad es sumar puntos", afirmaba Stefano Domenicali después del Gran Premio de China. Ferrari ha firmado su peor arranque en un Mundial desde 1981 y quieren comenzar a enderezar el rumbo en Sakhir, un circuito en el que han ganado tres de las cinco carreras que se han disputado desde que se inauguró.
Este año, el objetivo en el Gran Premio de Bahrein será muy distinto. Ni Massa ni Raikkonen pelearán por conseguir la victoria. Lo harán por sumar puntos. En Maranello saben que el F60 no está en condiciones para pelear con los monoplazas que han dominado la parrilla en estas tres carreras, véase Brawn y Red Bull.
Por eso, esperan con ansia el regreso a Europa. En Montmeló llegarán evoluciones y se verá la situación real de las 'flechas rojas'. Se prevé que con los cambios que se introduzcan en el monoplaza, el rendimiento mejore sustancialmente: "La situación puede cambiar radicalmente desde el GP de España, allí tendremos un nuevo kit aerodinámico completo y veremos dónde estamos de verdad".
Domenicalli no quiso centrar todos los problemas de la escudería en la falta del difusor doble, que posiblemente tendrán instalado en Montmeló: "La situación es mucho más complicada que todo eso. Brawn GP empezaron a desarrollar el coche mucho antes que nosotros".
Bahrein, territorio 'rojo'
El circuito de Sakhir es, sin duda, un feudo de Ferrari. La escudería italiana ha conseguido la victoria en tres de las cinco ocasiones en las que se ha corrido allí desde que fue inaugurado en 2003. La primera carrera se disputó en 2004. Fue el año en el que Michael Schumacher consiguió su último título y dominó la carrera de principio a fin. Barrichello completó el doblete de Ferrari.
2005 y 2006 fueron las dos únicas excepciones en el historial inmaculado de Ferrari en Bahrein. En ambas temporadas, el triunfo se lo adjudicó Fernando Alonso, que acabaría ganando ambos campeonatos. Especialmente recordada es la carrera de 2006. Además de abrir el campeonato, fue la última de 'Schumi' en Bahrein (se retiraría al final de aquella temporada). Mantuvo uno de los duelos más espectaculares que se recuerdan con Alonso, que se acabó llevando el gato al agua.
En 2007 el que subió al primer cajón del podio fue Felipe Massa, en plena lucha entre Alonso y Hamilton por la supremacía tanto en McLaren como en la clasificación de pilotos. El inglés acabó segundo, mientras que Raikkonen cerraba el podio. La temporada pasada, Massa repitió victoria en una accidentada carrera dominada de principio a fin por el brasileño y por Kimi.
JNP