Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Geocaching, un juego entre desconocidos

Aunque reconocen que les miran raro cuando confiesan que se dedican a esconder "tuppers" por la montaña, para ellos no es más que un juego, un pasatiempo que les permite disfrutar de la naturaleza, conocer lugares inexplorados, y pasar el fin de semana en familia o con amigos. Los geocachers no solo buscan tesoros o cachés (palabra procedente del francés que significa escondido), también los esconden. De hecho consideran que la proporción ideal es ocultar uno por cada diez que encuentres. Así la cadena de tesoros se va extendiendo....
Los "tuppers" no guardan objetos de mucho valor, el propósito no es enriquecerse, sino entretenerse. El botín suele consistir en pequeños detalles como llaveros, linternas, agendas, etc... Además siempre hay una pequeña libreta y un bolígrafo para que el que encuentre el premio registre su nombre y la fecha. Después el aventurero escribirá también su nombre en la web para dar constancia de su hallazgo.
Encontrado el tesoro los geobuscadores siguen una rutina: cogen algún regalo y a su vez dejan otro nuevo para el próximo visitante. Después el cofre vuelve a esconderse en el mismo sitio. Es, una cadena solidaria.
Para practicar geocaching sólo es imprescindible tener un GPS. De hecho este deporte surgió cuando en 2002 el ejército americano liberó el sistema de posicionamiento global o GPS para que cualquiera pudiera utilizarlo. Es gratuito aunque tiene un margen de error que puede variar entre uno y dos metros y ahí está la gracia de la búsqueda.
Si estás interesado en practicar geocaching debes conocer algunas normas, como que no se debe esconder un caché a menos de 160 metros de otro y debes dar las coordenadas reales de donde se encuentra. En www.geocaching.com puedes encontrar más información.
También existe un geocaching urbano, así que no te extrañes si pegado a un banco, una señal de tráfico o un poste de la luz te encuentras con un pequeño envase imantado que en su interior guarda un papelito con los nombres de quienes lo encontraron...En Madrid, por ejemplo, hay constancia de unos cien cachés desperdigados...
Parece increíble pero hay tesoros escondidos hasta en Groenlandia, en laAntártida, o en el Polo Sur... si no tienes tiempo ni dinero para ir tan lejos a buscarlo, puedes conformarte con los cachés españoles, aquí hay cerca de un millar de personas practicando geocaching. De hecho hay tanta afición que se ha creado una asociación: Geobuscadores Españoles Asociados. En su página web puedes conocer más curiosidades de este enigmático deporte: www.geobuscadores.org
 
--------------------------------------------------------------------------------

CONTACTA CON NOSOTROS
¿Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com.
Gracias por tu colaboración.