Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gisele Bündchen hizo kung-fu durante su embarazo

Gisele Bundchen ha confesado que hizo kung-fu durante su embarazo. Foto: AP / Archivotelecinco.es
La modelo Gisele Bündchen ha confesad en el diario brasileño 'Folha' que practicó kung-fu y yoga para mantenerse en forma y guardar la línea durante el embarazo de su primer hijo, Benjamin, fruto de su relación con el jugador de fútbol americano Tom Brady.
La 'top' brasileña reveló que, durante la gestación, apenas engordó "un poco" y pudo continuar usando la misma ropa de siempre, "con pequeños ajustes" a la altura de la barriga.
Además la modelo mantuvo su escultural figura gracias a una alimentación saludable y "meditación", según ella misma declara en la publicación.
Bündchen dijo que ya está recuperando su forma de antes del embarazo a pesar de no haber vuelto a hacer ejercicios después del nacimiento de su hijo, el pasado 8 de diciembre, y señaló que ha contribuido el hecho de que engordó poco, tuvo un parto natural y que le da el pecho a su bebé.
"Me siento bendecida por tenerlo en mi vida. Ser madre es una experiencia mágica. El cuerpo entero se transforma para eso, es realmente el milagro de la vida. Estoy muy feliz y realizada", dijo Bündchen.
También ha revelado que, a pesar de vivir en Estados Unidos y de estar casada con un estadounidense, le habla a Benjamin siempre en portugués, porque considera importante que sea bilingüe.
La modelo además no ha descartado volver a ser madre. "Provengo de una familia grande y adoro tener la casa llena. Siempre quise tener más de un hijo. Cuántos aún no sé. Cada cosa debe ocurrir a su tiempo. Ahora quiero disfrutar el momento con Benjamin", comentó.