Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La entrada de Goldman Sachs en la eléctrica estatal Dong desata una crisis de Gobierno en Dinamarca

La coalición de Gobierno en Dinamarca, liderada por la primera ministra, Helle Thorning-Schmidt, se ha visto sacudida por el anuncio del Partido Socialista Popular (SF), socio minoritario en el tripartito, de abandonar el Ejecutivo por su desacuerdo con la venta de un 18% de la compañía eléctrica pública Dong a un grupo de inversores liderado por Goldman Sachs.
En relación con esta transacción, el Parlamento danés debe llevar a cabo este jueves una votación, antes de la cual la líder del SF, Annette Vilhelmsen, anunció su dimisión, así como la decisión de su partido de abandonar la coalición de Gobierno.
"Han sido 24 horas dramáticas. Debo admitir que ha habido desacuerdos en el seno del partido a nivel nacional y en el grupo parlamentario", declaró Vilhelmsen en rueda de prensa, según informa 'The Copenhaguen Post'.
La marcha del SF de la coalición de Gobierno no implica la caída del Ejecutivo liderado por Thorning-Schmidt, que deberá ahora cubrir las vacantes en su equipo, ya que representantes de este partido ocupaban seis carteras ministeriales: Hacienda, Exteriores, Transportes, Sanidad, Clima, así como Asuntos sociales e integración infantil.
El pasado mes de octubre se dio a conocer esta inversión de 8.000 millones de coronas danesas (904 millones de euros) por parte de una serie de fondos encabezados por Goldman Sachs que rebajaría la participación del Estado al 60% de Dong.