Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guadalajara: Menos festejos para paliar la crisis

Guadalajara: Menos festejos para paliar la crisistelecinco.es
Guadalajara (España) El Ayuntamiento de Guadalajara ha aprobado el nuevo pliego de condiciones con el cual sacará a concurso su feria taurina. En un año en el que se notarán los efectos de la crisis, el Consistorio, tras varias conversaciones con diversos empresarios ha decidido realizar una feria más corta que años anteriores la cual estará compuesta por dos corridas de toros y una de rejones. Este pliego intentará evitar, según Lorenzo Rovisco, concejal de festejos, casos como los de Zaragoza o Palencia donde el concurso de adjudicación fue declarado desierto.
El mismo otorgará el 60 por ciento de los puntos por la contratación de las máximas figuras del escalafón actual. El Ayuntamiento ha confeccionado una lista con los toreros que espera que se anuncien en la plaza de toros de Guadalajara la cual incluye a José Tomás, Cayetano, Miguel Angel Perera, Julián López El Juli, Enrique Ponce, José Mari Manzanares, David Fandila El Fandi, Morante de la Puebla y los rejoneadores Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, quedando excluidos de esta lista toreros y rejoneadores de Guadalajara.
El 20 por ciento de los puntos se otorgarán en función de las mejoras en la fianza y los últimos 20 restantes a la solvencia de la empresa según las plazas de primera y segunda categoría que gestionen. Para confeccionar los carteles el Ayuntamiento ha mantenido conversaciones con la Casa Matilla, con la empresa Serolo, con Francisco Rivera Ordoñez y José María Almodóvar y con Maximino Pérez. Los tradicionales encierros serán sufragados por el Ayuntamiento. Según palabras del concejal, se ha preferido incluir una corrida de rejones a una novillada o una corrida dura con el fin de que los carteles sean lo más atractivos posibles para el gran público.