Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Guerras Cántabras baten récord de participación y esperan reunir hoy 10.000 personas

La fiesta de Interés Turístico Nacional de las Guerras Cántabras, en Los Corrales de Buelna, ha batido todos los récords al reunir a más de 5.000 personas en su primer día y en esta segunda jornada la organización espera la asistencia de unas 10.000 personas.
Tras la representación este viernes de los augurios de Selenia y Drusila, este sábado tendrá lugar dos de las escenificaciones más esperadas por el público como son el cara a cara de Corocotta y César Augusto y la batalla protagonizada por el amplio grupo de representación histórica de la fiesta corraliega.
Los actos han comenzado esta mañana con el concurso de cocina cántabro romana. La tarde se iniciará con los juegos para los más jóvenes, Ludi Juvenal, sobre las cuatro y media, en el campamento festero.
La jornada ofrece, además, a las ocho de la tarde en el Circo Máximo, la llegada de Cayo Julio César Octavio Augusto. Un emperador que verá como el líder cántabro, Corocotta, reclama ante él la recompensa que se ha puesto a su cabeza.
En el mismo lugar, sobre las once de la noche, se podrá disfrutar del espectacular enfrentamiento bélico escenificado por festeros corraliegos del grupo de recreación histórica, la toma de un poblado cántabro a manos de los despiadados romanos.
Y el domingo se estrena programación, dando prioridad a los jóvenes festeros nacidos en los 14 años de historia de las Guerras Cántabras. Senado Romano, Consejo de Tribus o el Gran Desfile General Juvenil serán representados por los más jóvenes miembros de la asociación organizadora. El desfile se extenderá por la Avenida Cantabria de Los Corrales de Buelna hasta el Circo Máximo desde las 12 del mediodía.
Por la tarde, de nuevo en el Circo Máximo a las 20 horas, el propio César Augusto arengará a sus tropas para alcanzar la victoria definitiva antes de su marcha a Tarraco, cediendo el mando de sus legiones a su legado, Cayo Antistio Vetus. Su decisión estará refrendada por la mismísima Diosa Minerva, quién marcará la estrategia del emperados.
Con su marcha, los cántabros comenzarán una nueva rebelión, preparando lo que será la segunda guerra contra el Imperio, que se escenificará la semana próxima. Entre tanto, por primera vez se podrá disfrutar en ese Circo Máximo de la Boda Cántabra, todo un espectáculo acompañado por la Entrega del Fuego del Hogar protagonizada por mujeres cántabras.