Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallado en el Báltico el champagne más antiguo del mundo

Imagen de una bitella hallada en el fondo del mar. Foto: BBCtelecinco.es
Un grupo de buzos estaba realizando una búsqueda en aguas del Báltico, en Finlandia, cuando uno de ellos encontró entre los restos de un naufragio una botella. La subió al barco por si les podía dar alguna pista sobre la nave de la que se trataba. ¡Y vaya si las ha dado!
A partir de un ancla que aparece en la botella han descubierto que se trata de una de las primeras botellas de champagne producidas en el mundo y perteneciente a la exclusiva marca Viuda de Cliquot. La marca sacó sus primeras botellas al mercado en 1780 y con la Revolución Francesa , en 1789, fue secuestrada su producción, por lo que las botellas halladas, treinta en total, deben corresponder a esos primeros años de producción.
Un regalo real
Tirando del hilo, la firma de champagne Möet & Chandon ha sabido que el rey de Francia Luis XVI envió champagne como regalo al zar de Rusia, un obsequio que nunca llegó a su destino. De confirmarse que estas botellas formaban parte de aquel envío el precio que ya tienen por su antigüedad (unos 50 mil euros la unidad) de dispararía hasta cientos de miles de euros cada una.
Una enóloga que ha sido consultada sobre si el champagne es todavía bebible lo ha dejado claro: "Un sabor fantástico, absolutamente fabuloso. Tiene todavía una delgada hilera de burbujas", ha dicho. La conservación ha sido perfecta: lejos de la luz, a una temperatura baja y constante en el fondo del mar.  "Conservo todavía un vaso en el frigorífico y no consigo separarme de él. Cada cinco minutos voy a embriagarme con su aroma", confiesa la enóloga. LA