Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Holanda, ¡vamos a por ti!

Honduras, Chile, Portugal, Alemania... Todas han sucumbido al gran fútbol desarrollado por los de Vicente del Bosque y, ahora, serán los 'Oranje' los que tendrán que vérselas con el estilo de La Roja. 
La selección española es la favorita para ganar el Mundial y así lo han señalado leyendas como Johan Cruyff. Sin embargo, Holanda ha llegado a la final por méritos propios con un juego muy serio y con estrellas conocidas en la liga española.
Final inédita
Holanda y España, candidatas a hacerse con el título de campeona Mundial 2010, chocarán por primera vez en la fase final de una gran cita, exceptuando un primer desafío en los ya lejanos Juegos Olímpicos de Amberes 1920.
Los dos finalistas de Sudáfrica 2010 jamás se han cruzado en un Mundial o Eurocopa en la fase final. La única vez que se han enfrentado en una eliminatoria fue en la Eurocopa de 1984. España ganó en casa por un gol a cero y los holandeses devolvieron el resultado en la suya al vencer por 2-1.
Las dos últimas ocasiones en las que se han enfrentado La Roja y la selección Holandesa ha sido en sendos partidos amistosos, en el año 2000 y en el 2002, y en ambas ocasiones vencieron los 'oranje'.
España se ha quitado los complejos
Pero esta selección española tiene poco que ver con la de hace diez años. La Roja se ha quitado de encima todos los complejos, las maldiciones y los errores arbitrales. Atrás han quedado el codazo de Tasotti a Luís Enrique, el gol fantasma de Michel o el gol anulado por Al Ghandour. Después de eliminar a Italia en los cuartos de final de la Eurocopa de 2008 y terminar ganándola, esta selección se ha llenado de confianza y espíritu ganador.
España perdió el primer partido ante Suiza, pero según han ido pasando los partidos en Sudáfrica La Roja ha recuperado la confianza y se ha reencontrado con el juego que le hizo campeona de Europa. Ante Honduras y Chile los internacionales jugaron con la ansiedad de haber comenzado con derrota y no movieron el balóncomo ellos saben. La victoria ante Portugal en octavos y el agónico 1-0 ante Paraguay han terminado de despertar 'la furia' de la selección.
Dos selecciones y un destino: hacer historia
Ante Alemania, España ha vuelto a desarrollar su mejor juego, han recuperado el toque, la velocidad y la posesión de balón. Y esto es lo que quieren repetir en la final del domingo con Holanda.
Los internacionales no están dispuestos a quedarse a las puertas de levantar la Copa del Mundo y piensan dejarse la piel en el campo para conseguir el primer Mundial de la historia para España. Holanda ha firmado un Mundial espectacular, eliminando a la pentacampeona del Mundo: Brasil. La Roja, por su parte, ha ido de más a menos en la competición, pero sin perder la motivación.
Ambos equipos han firmado una brillante clasificación, sin perder ni un sólo partido y ninguna de las dos selecciones ha ganado nunca un Mundial. Dos viejas conocidas que se enfrentan en una final inédita con un mismo destino: hacer historia.