Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inglaterra ya tiene nuevo ídolo

Han cambiado de cromos pero siguen estando al mando del circo de la Fórmula 1. Gran Bretaña ha cambiado a de ídolo: Jenson Button sustituye a Lewis Hamilton como modelo a seguir.
 El 'rubio' -atleta joven con más dinero- se ha convertido en el estandarte de una nueva generación de modestos pilotos que se han beneficiado de los últimos cambios en la F1.
Brawn GP, una escudería creada hace unos meses, es la gran revelación de este campeonato. Ha adelantado a todos las escuderías al introducir unos 'legales' difusores. Un avance en su monoplaza que ha cogido a todos desprevenidos, tanto que va camino de firmar el título antes de que el resto de escudería reaccionen.
Button consiguió su primera victoria con Honda en 2006 en el Gran Premio de Hungría. Desde entonces su nombre empezó a sonar en las quinielas como candidato al máximo premio. 1
Un 2007 desastroso y la aparición de Lewis Hamilton postergó a Button a un segundo plano. El piloto de McLaren se convirtió en el 'niño mimado' de Gran Bretaña, primero al perder en la última carrera y después al ganarlo en una suicida curva.
El campeonato 2009 ha supuesto un antes y después en la vida de los dos pilotos: Hamilton vive en el infierno tras un fatal inicio de temporada de Mercedes-McLaren; Button saborea la gloria desde el cielo con la aparición de Brawn GP.