Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iniesta, resignado ante su cambio de posición

Iniesta y Cazorla tras la rueda de prensa celebrada después del entrenamiento. Foto: EFEtelecinco.es
Tanto la selección española como la Rusa tienen previsto entrenar en el estadio Tivoli Neu, donde se disputará el partido, en la jornada previa al encuentro. España pondrá en liza un once esperado. Casillas estará en la portería, Marchena y Puyol serán los centrales y Sergio Ramos y Capdevila los laterales.
Iniesta, resignado
Uno de los protagonistas del entrenamiento de la selección a puerta cerrada ha sido Andrés Iniesta, que se ha mostrado resignado ante la posibilidad de jugar por la banda derecha contra Rusia, pese a que en el Barcelona juega más por el centro.
"Está claro que cada cual tiene su posición ideal. Ahora mismo el entrenador me pone en la posición en la que piensa puedo ser útil para el equipo. No pienso en perder el tiempo en si estoy mejor en otro sitio. Tanto cambio pueda perjudicar o favorecer. Yo intento que todo eso sea favorable", ha afirmado en una rueda de prensa en Neustift (Austria).
Pese a todo, el volante reconoce que se siente más cómodo en el centro que en la derecha. "Naturalmente donde estoy mejor es en el centro, pero el entrenador piensa que en la derecha puedo rendir bien y todos debemos ponernos al servicio del bien del equipo", añadie.
Llegada de los aficionados
La ciudad de Innsbruck, en el corazón del Tirol austriaco, espera la llegada de doce mil pasajeros de vuelo procedentes de España y Rusia en vísperas del encuentro que enfrentará a ambas selecciones en la primera jornada del grupo D de la Eurocopa. Aunque el grueso de los hinchas de ambos equipos se espera para el próximo martes, por lo que las autoridades de la ciudad han aumentado la seguridad. BQM