Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jack teme pasar el funeral de Jade en prisión

Jack Tweed afronta un último golpe tras la muerte, acompañada de la familia y en casa, de Jade Goody. Su mujer había organizado hasta el último detalle de su funeral, que será retransmitido en pantallas gigantes de televisión. Quería que su adiós fuera un espetáculo público al alcance de todos, pero no pudo pedir una última tregua a la justicia para su marido. Ahora, según el Daily Mirror, Jack Tweed está hablando con sus abogados con la intención de persuadir al juez para que posponga la sentencia y pueda así estar presente en la ceremonia.
Tweed está acusado de atacar a un taxista bajo los efectos del alcohol. Tras el arresto domiciliario que disfrutaba para pasar junto a su mujer sus últimos días de vida, conocerá la sentencia el próximo jueves, y podría ingresar en prisión. De ser así, sería el gran ausente en el entierro de su mujer, que será la próxima semana.
Un amigo de la familia asegura que Jack se encuentra desolado. "Él quiere decir adión a Jade junto a sus amigos y su familia en el funeral", explicaba. "Está desesperado intentando posponer la vista. Está haciendo todo lo que puede para que sea después del funeral".
La madre de Jade, Jackiey Booden, asegura que Jack es un hombre honesto y pide a los magistrados que consideren la sentencia.
Mientras tanto, cientos de personas esperan expectantes el funeral de la ex concursante del Gran Hermano británico. IM