Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jennifer Aniston, ni un pelo de pobre

Para asistir al estreno de su nueva película en Londres, la ex de Brad Pitt se gastó ese dinero en un vuelo en primera clase para su estilista Chris McMillan desde Los Angeles a la capital británica de 16.200 euros; la estancia del susodicho en hoteles de lujo durante siete días, por 11.240 euros y, además, 11.800 euros, en un tratamiento capilar. Está claro que ser un icono de la moda tiene un precio muy alto.