Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Gabriel Vásquez: "En Colombia todavía nos preguntamos cómo un narco puso de rodillas a una democracia"

El escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez indaga en "las consecuencias morales" del pasado violento de un país en su novela 'La forma de las ruinas' (Alfaguara), recordando que en Colombia "todavía se hacen preguntas sobre cómo un narcotraficante como Pablo Escobar puso de rodillas a toda una democracia".
'La forma de las ruinas' es un trabajo que juega con la ficción y la autobiografía para rescatar una mirada al pasado de Colombia a través de dos figuras icónicas, como son el caudillo Jorge Eliécer Gaitán y el senador liberal Rafael Uribe, ambos asesinados en distintas circunstancias y épocas --el primero en 1948, el segundo en 1914--.
Vásquez ha explicado en una entrevista con Europa Press que su nuevo trabajo no se trata de una novela de denuncia o de investigación sobre crímenes que no se resuelven, sino sobre la presencia de la 'teoría de la conspiración' en las sociedades.
"Los teóricos de la conspiración son como los novelistas, crean una especie de mecanismo de defensa cuando no tienen toda la verdad completa. Montar una teoría sobre los hechos inexplicados del pasado sirve para paliar esa incertidumbre y ordenar el caos", ha aseverado el autor colombiano.
VÉRTEBRAS Y CRÁNEOS
La novela, que parte del momento en el que Vásquez pudo sujetar gracias a un amigo médico las vértebras de Gaitán y el cráneo de Uribe, sitúa al propio escritor como protagonista de algunos pasajes, como cuando narra el estallido de una bomba en un centro de comercial de Bogotá en 1993 de cuya explosión se salvó por minutos.
"Es una anécdota que podemos contar todos los bogotanos de mi generación, el haber pasado cerca de una bomba", ha señalado. Pese a apuntar que 'La forma de las ruinas' no habla sólo "sobre crímenes pasados", sí ha reconocido que "la memoria narcoterrorista" sigue muy presente en su país.
"El mundo del narco es excesivo, extraordinario y exhuberante y nos habla de cómo somos como sociedad. Es un mundo artificial y creo que, cuando se legalicen las drogas, veremos lo que hemos perdido en casi medio siglo de esfuerzos estúpidos: la guerra contra las drogas ha creado las mafias", ha criticado.
En cualquier caso, Vásquez ha aclarado que esa indagación en el pasado violento no pretender ser tampoco "una lectura histórica". "Me interesa más el aspecto emocional y de cómo puede ser recibida por nuestros herederos", ha matizado.
LA MEMORIA HISTÓRICA
En este sentido, ha insistido en que los hechos violentos del pasado son un fenómeno de todas las sociedades, poniendo como ejemplo a España. "Apuesto a que la vida de la gente aquí sigue moldeada por la Guerra Civil y probablemente ayer mismo se estaba bajando una estatua de Franco o se retiraba una placa de una calle", ha indicado.
De esta manera, con la novela surge de nuevo el debate de la 'memoria histórica', "necesario" para Vásquez para que las naciones miren al futuro. "Aunque sea verdad que es necesario cierto grado de olvido para seguir adelante, creo que una sociedad con un pasado conflictivo no podrá prosperar hasta que no lo solucione", ha concluido.