Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Juventus se lleva la Supercopa de Italia en la prórroga

La Juventus se hace con la Supercopa de-ItaliaReuters
La Juventus se ha proclamado campeón de la Supercopa de Italia al derrotar en la prórroga (4-2) al Nápoles, en un partido disputado en el Estadio Nacional de Pekín, con lo que el conjunto de Turín obtiene el primer trofeo de la temporada.
Con este título la 'Vecchia Signora' consigue 'vendetta' 22 años después de aquella derrota abultada en la era de Maradona (5-1), y se adjudica así, su quinta Supercopa.
En la primera parte del partido el conjunto napolitano dominó a placer y se vinieron arriba gracias a un gol del ariete uruguayo Edinson Cavani, que aprovechó un mal despeje del cancerbero Gianluigi Buffon, tras un disparo que él mismo había realizado.
Pasaron 10 minutos y la Juventus marcó el gol del empate por medio de Asamoah que remató a placer para anotar así un autentico y merecido golazo. Los dirigidos por Mazzarri fueron perdiendo poco a poco el balón, pero tras un error claro de Bonucci, apareció Pandev, que no desaprovechó la oportunidad para anotar el segundo y último tanto de lo napolitanos.
A partir del segundo tiempo se notó la superioridad de la 'Juve'. El gol del empate para el conjunto dirigido por Carrera llegó en el minuto 74, tras un polémico penal que marcó Arturo Vidal. Por su parte el Nápoles fue perdiendo minuto a minuto la autoridad y los nervios en el partido, y sufrió la expulsión clara del autor del segundo tanto, Gooran Pandev en el minuto 40. Por si fuera poco, en el minuto 49 fue expulsado el colombiano Camilo Zúñiga y el técnico Mazzarri por protestar la jugada.
Con un 2-2 se fueron a la prórroga y el Nápoles, afectado por sus bajas, fue acorralado por la Juventus. Sufriendo con nueve guerreros en cancha, Maggio anotó en propia puerta tras un error en la salida de Morgan De Sanctis en el 97. El último tanto llegó por medio de la botas del montenegrino Mirko Vucinic que le dio el cuarto y definitivo gol al conjunto juventino que comienza la nueva temporada con buen pie.