Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lancho, "estable" después de pasar una "muy mala" noche

Según el doctor que ha atendido al torero, este es uno de los percances "más graves y angustiosos que se recuerdan y que he tenido que atender en los últimos años en Las Ventas. Por momentos se temió lo peor, pero dentro de la gravedad, que es mucha, la vida del torero no corre peligro".
Según el parte facultativo facilitado el diestro presenta "herida por asta de toro con orificio de entrada en hemitórax izquierdo con una trayectoria ascendente de 20 centímetros penetrante en cavidad torácica y orificio de salida en quinto espacio intercostal".
El apoderado de Lancho, Rafael Corbelle, ha asegurado a Informativos Telecinco que su estado, "por el momento es estable", al tiempo que ha apuntado que la noche la ha pasado "muy mal". Tal y como ha relatado Corbelle, el diestro "tendrá que permanecer ingresado en la UVI por lo menos cinco o seis días".
Lancho se perfiló a matar al último toro de la ganadería portuguesa de Palha, cuando al volcarse para dejar la espada, el astado le propinó un certero pitonazo en el bajo vientre, levantándole del suelo y zarandeándole en el aire con el pitón metido durante varios segundos, hasta que finalmente cayó al piso para ser trasladado de inmediato a la enfermería.

Momentos de mucha angustia, con la estampa sobrecogedora del torero muy herido, que gritaba, con gesto de mucho dolor en la cara y sangrando abundantemente. RSO / EPF