Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lauda también pide la cabeza de Mosley

Niki Lauda ha sido el último en sumarse a la lista de detractores de Max Mosley. El ex campeón mundial, al igual que diversas escuderías como McLaren, Honda o BMW o Toyota, ha pedido la dimisión del presidente de la FIA después del escándalo causado por su supuesta aparición en un vídeo sexual con cinco prostitutas.
"Si Max lo piensa fríamente, sólo puede llegar a una conclusión: tiene que dimitir". Lauda, campeón con McLaren y Ferrari, se suma a la opinión de otras leyendas como Jackie Stewart, que considera "insostenible" la posición de Mosley al frente de la FIA, y la del campeón de 1979 Jody Scheckter, que pidió su dimisión la semana pasada.
Mosley rechazó las connotaciones nazis del vídeo y argumentó que su conducta es "completamente legal", aunque pueda ser inaceptable para algunas personas, y dijo que cuenta con el apoyo de algunos miembros de la FIA.
Cuatro escuderías, McLaren, Honda, BMW y Toyota, también pidieron a Mosley que se vaya, aunque los directores de equipo se han mostrado remisos a entrar en al polémica.
Todos excepto uno, Mike Gascoyne (Force India), que se ha mostrado crítico con la decisión del mandamás de la FIA de seguir en el cargo: "Creo que cualquier persona en su situación tiene que considerar el impacto de sus acciones. Si quiere seguir, devaluaría su cargo al nivel de la imagen que transmite en la gente, que obviamente no es bueno".