Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Lindsay Lohan la ponen en una celda aparte porque su llanto molesta a las demás presas

Página del expediente de Lindsay Lohan en la comisaría de Los Angeles.telecinco.es
Lindsay Lohan, que ingresó en prisión la pasada semana, se pasa las noches llorando y quejándose. Tanto molesta que han decidido trasladarla sola a una celda para que no moleste a las demás reclusas, según publica el 'Daily Mirror'. La actriz se ha ganado el rechazo de sus compañeras de infortunios, porque al parecer su llanto nocturno no les deja pegar ojo.
Al parecer, la polémica Lohan, que comenzó a cumplir su condena el pasado martes cuando ingresó en la prisión de Lynwood, California, ha roto a llorar, gritando a los funcionarios y obligándoles a separarla de las demás internas.
 "Sólo la han dejado salir al patio por una hora larga. Durante ese tiempo se escondió debajo de una mesa", reveló al periódico británico Daily Mirror, Cheryl Presser, una presa que acaba de ser puesta en libertad.
"El viernes la encerraron bajo llave, mientras muchas de nosotras tuvimos dos horas para ir al patio o a la sala de televisión", añadió la ex presidiaria. "Tuvo un ataque de histeria, llorando y chillando, así que la pusieron aislada".
Otra interna dijo que el estado de ánimo de Lindsay se debía a que otras compañeras se habían estado burlando de ella. "Ella simplemente estaba sentada en su celda mirando fijamente al frente.
A veces lloraba pero sobre todo estaba sentada sin hacer nada", explicó. "Algunas de las internas de nuestro módulo, algunas de las más fuertes, la gritaban insultos. Ellas empezaron a chillarla.
Lindsay no dijo nada y sólo empezó a llorar más fuerte", dijo. Cheryl Presser también dijo que la protagonista de 'Chicas Malas' se había ganado el odio de las demás presidiarias, porque se pasaba las noches enteras llorando y eso no dejaba pegar ojo a las otras.
"Los módulos son fríos y apestan", declaró. "El aire acondicionado lo ponen tan fuerte que no puedes dormir por el frío. Las internas intentan tapar los conductos con papel higiénico para que el aire no salga, pero eso no funciona", añadió.
En cambio Lohan se pasa las noches "tiritando, llorando e intentando taparse la cara con las manos. Sus gemidos no dejaban a nadie dormir". Por suerte para las demás presas, se espera que pase menos de 14 días entre rejas.